Sociedad
FLORENCIO VARELA

Es ciego, aprendió música solo y da shows en vivo en las plazas de su barrio

Nahuel toca el piano y sueña con conocer a L-Gante. Aprendió música solo y le encantaría tomar clases pero no tiene los recursos suficientes para solventarlas.

Con solo 13 años, Nahuel Escalante deleita con su música y su carisma a los vecinos de Florencio Varela a través de distintos shows en vivo que brinda en las plazas de su barrio.

Y si bien el adolescente bonaerense es ciego y nunca pudo solventar clases de música, aprendió a cantar y tocar el piano por sus propios medios y tiene la certeza de que triunfará en el mundo artístico.

TE PUEDE INTERESAR

Es su abuelo "Lucho" quien se encarga de darlo a conocer al mundo a través de Instagram y TikTok. Y también quien, cuando tenía solo tres años, le regaló su primera guitarra.

Ya en su paso por la Escuela de Educación Especial n° 507 de Quilmes, conoció un piano. "La seño me vio tan feliz que me regaló mi primer teclado”, contó el chico en diálogo con Infobae.

Unos años más tarde, a los 9, empezó con sus espectáculos en plazas. El primero de los shows, además, tuvo una finalidad especial: conseguir una máquina de braille para el colegio.

A mi teclado le faltan dos teclas, pero nada me impide avanzar. Yo practico para poder ser famoso”, explicó, y aseguró que su sueño es tocar con L-gante: "Un día me va a llamar; tengo ese pensamiento en la cabeza”.

Además del referente de la Cumbia 420, el joven músico también sigue a un artista oriundo de su ciudad, también es ciego, autodidacta y apasionado por la música: Nahuel Pennisi.

“La discapacidad no me limita, ni a mí ni a nadie”, aseguró, y agregó: "Tener una discapacidad no es nada grave; vos podes salir adelante (...) Todo está en las ganas que uno le pone a la vida”.

Por último, también mencionó que le encantaría estudiar pero que no tiene el dinero suficiente para hacerlo. "Me encantaría poder tener profesores, ser profesional, pero no puedo pagar ni una clase”.

TE PUEDE INTERESAR