Sociedad
SÍNTOMAS Y PREVENCIÓN

Confirmaron un caso de Síndrome Urémico Hemolítico en un bebé de Guaminí

La Asociación para la Prevención del Síndrome Urémico Hemolitico confirmó el primer caso de esta enfermedad en un bebé de Guaminí. De qué se trata.

La Asociación para la Prevención del Síndrome Urémico Hemolitico (APRESUH) confirmó el primer caso de esta enfermedad en un bebé de Guaminí, ciudad ubicada al sudoeste de la provincia de Buenos Aires. Conocé qué es el SUH y los síntomas principales.

A través de su cuenta oficial de Instagram, la APRESUH informó: "Lamentamos informar el primer caso de SUH atendido en la ciudad de Bahía Blanca en el año 2024. Se trata de un paciente de 12 meses; varón; oriundo de la localidad de Guaminí, internado en el HIGA José Penna desde el día 28/02".

TE PUEDE INTERESAR

Asimismo detalló que el niño se encuentra estable, en tratamiento de diálisis y habiendo sido transfundido y agregó que, "si bien se investigan los posibles focos de infección, se recomienda a la población extremar medidas para evitar el contagio de la bacteria".

¿Qué es el Síndrome Urémico Hemolítico?

Según la APRESUH, se trata de una enfermedad que afecta especialmente los riñones y que suele presentarse con mayor frecuencia en niños menores de 5 años, sin embargo, niños más grandes y adultos pueden padecerla tambien. Su nombre describe bien de qué se trata:

  • Síndrome: porque tiene múltiples causas y afecta a varios órganos, entre otros, al Sistema Nervioso Central, al corazón, a la sangre, al riñón y al páncreas.
  • Urémico: porque sube la urea, debido al daño que causa en el riñón. Produce una pérdida súbita de la capacidad del aparato urinario para eliminar los residuos tóxicos.
  • Hemolítico: porque se rompen los glóbulos rojos y bajan las plaquetas.

La enfermedad se contrae cuando la bacteria ingresa al organismo por ingestión de alimentos contaminados, aguas contaminadas o de persona a persona.

comida-carne-coccion
La Asociación para la Prevención del Síndrome Urémico Hemolitico confirmó el primer caso de esta enfermedad en un bebé de Guaminí.

La Asociación para la Prevención del Síndrome Urémico Hemolitico confirmó el primer caso de esta enfermedad en un bebé de Guaminí.

¿Cuáles son los síntomas más comunes de la enfermedad?

El Ministerio de Salud de la Nación sostiene en su sitio oficial que los sintomas más comunes del Síndrome Urémico Hemolitico son:

  • Cuadro de diarrea, generalmente con sangre.
  • Fiebre.
  • Vómitos.
  • Dolor abdominal.
  • Disminución de la cantidad de orina.
  • Decaimiento.

¿Qué alimentos se consideran “de riesgo” y consejos para evitar el contagio?

Algunos alimentos que en los que se puede encontrar la bacteria son: la carne picada mal cocida; las carnes jugosas de color rosado o rojo en el centro; los alimentos cocidos que tomaron contacto con carne cruda; los productos lácteos que pierden la cadena de frío; las frutas y verduras que no se lavaron adecuadamente; y hasta el agua no potable.

Al momento de cocinar, es clave que puedas seguir las siguientes recomendaciones para evitar el contagio del Síndrome Urémico Hemolítico:

  • Lavarse las manos antes y después de procesar los alimentos.
  • Al terminar, lavar todo lo que ha tomado contacto con la carne cruda, con agua bien caliente y jabonosa.
  • No utilizar los mismos cubiertos con la carne cruda y cocida.
  • Lavar frutas y verduras con agua potable y, de no ser posible, agregar 2 gotas de lavandina por litro de agua, esperar 30 minutos y lavar.
  • Asegurarse de que la carne no sea jugosa ni esté rosada o roja en el centro.
  • La carne picada está bien cocida cuando el suero que libera al cocinarse es transparente.
  • Se recomienda lavar con lavandina al menos una vez por semana las tablas de madera donde se corta carne.
lavar-verduras-cocinar-cocina-alimentos-zanahoria

Asimismo, hay una serie de consejos que podés seguir fuera del hogar:

  • Para las viandas escolares, luncheras térmicas o bolsas térmicas.
  • Evitar darle al chico para que lleve al colegio productos lácteos.
  • Si lleva alimentos que tienen que permanecer en frío, colocar un gel refrigerante o una cajita de jugo congelado.
  • Lavarse las manos antes y después de cambiar los pañales, especialmente en las guarderías.
  • Lavarse las manos luego de ir al baño.
  • Clorar las aguas de natación adecuadamente y aquella de consumo que no sea agua corriente.

TE PUEDE INTERESAR