Sociedad
OTRA CORONACIÓN DE GLORIA

Con tan sólo 10 años, un niño argentino venció al mejor jugador de ajedrez del mundo

Faustino Oro tiene 10 años y enorgullece a un país entero tras haberle ganado al campeón mundial de ajedrez, Magnus Carlsen.

Faustino de Oro tiene sólo 10 años y llevó a Argentina a la cima del mundo al vencer a Magnus Carlsen, el número uno del ranking mundial de ajedrez y cinco veces campeón del mundo, en una partida rápida. El niño ajedrecista se perfila como una de las promesas más destacadas de este deporte.

La victoria del pequeño argentino se llevó adelante en el Bullet Brawl 2024, una competencia de partidas rápidas donde cada participante tiene un minuto para mover sus piezas y triunfar. Con piezas blancas, Faustino supo aprovechar algunos errores del mejor ajedrecista del mundo y, tras 48 jugadas, se llevó la partida. Con esta triunfo, el niño terminó en el puesto 21° entre 156 jugadores.

TE PUEDE INTERESAR

¿Quién es Faustino Oro, el joven argentino que venció al mejor jugador de ajedrez del mundo?

El año pasado Faustino también participó torneos similares como en el Campeonato Mundial de Ajedrez Rápido. En esta competencia, el joven realizó "la jugada del año" con la que logró engañar a su rival al sacrificar una dama y un alfil para después conseguir el jaque mate. De esta manera, finalizó con 4 puntos luego de 3 victorias, 2 empates y 8 derrotas. Por su parte, el noruego Magnus Carlsen se llevó el campeonato y obtuvo su quinta corona.

ajedrez.jpg
Faustino Oro tiene solo 10 años y venció a Magnus Carlsen, el mejor jugador de ajedrez del mundo.

Faustino Oro tiene solo 10 años y venció a Magnus Carlsen, el mejor jugador de ajedrez del mundo.

Además, Oro es el jugador más joven en llegar a la categoría de Maestro FIDE, el tercer título más importante de esta disciplina. A su vez, es el mejor rankeado entre los Sub 10 del ajedrez, deporte que aprendió a jugar durante la pandemia.

Con el objetivo de impulsar su carrera, el joven dejó su casa del barrio porteño de San Cristóbal para mudarse a Barcelona junto a su familia. Asimismo, sumó como entrenador a Tomás Sosa, gran maestro argentino y uno de los mejores jugadores del país.

TE PUEDE INTERESAR