Sociedad
ENTREVISTAS INFOCIELO

Comer bien y gastar poco: la dieta vegana ¿es más cara que la alimentación tradicional?

Suele escucharse que consumir productos sin contenido de origen animal es un problema para el bolsillo. Sin embargo, quienes llevan adelante este tipo de hábito aseguran que, al igual que cualquier otro, el costo depende sólo de los artículos que se elijan.

La base de una dieta libre de productos de origen animal son los vegetales, las legumbres y los cereales, productos fáciles de encontrar en cualquier góndola a precios económicos. Sin embargo, es común escuchar que llevar adelante este tipo de alimentación es un problema para el bolsillo.

Al respecto, uno de los voluntarios del Colectivo Abolicionista por la Liberación Animal (COALA) explicó que el gasto que hace una persona vegana depende de sus hábitos de consumo. “Cualquier dieta puede ser más cara o más barata”, sostuvo Jorge en diálogo con INFOCIELO.

TE PUEDE INTERESAR

Y explicó: “Podemos hacer o comprar productos medianamente elaborados que a veces encarecen el precio, pero si los cocinás o buscás alternativas de otras marcas puede llegar a ser bastante barato”.

Para que una dieta de este tipo sea saludable y económica, basta con reemplazar los artículos que provienen de la explotación animal por otros de origen vegetal, cuidando que con su combinación se logre incorporar al organismo los nutrientes necesarios, además de consumir producciones elaboradas sólo para satisfacer "antojos" eventuales y no de forma diaria. 

Miles de sitios circulan en internet con infinidad de recetas y sólo se trata de buscar y elegir la que mejor se adapte a cada economía y paladar: están las que pueden prepararse incluso con sobras de verduras y aquellas que requieren de una cocción con productos más costosos. 

 

Veganismo

El veganismo nace como respuesta al maltrato que reciben los animales y es una postura ética que rechaza su utilización en todos los ámbitos de la vida. “Tomamos conciencia de que en la alimentación, la vestimenta, los productos que consumimos, la compra y venta de mascotas, hay un impacto negativo hacia ellos”, señaló el activista de COALA.

Las razones éticas quedan en evidencia y la polémica en torno a la salud se esclarece al advertir que los mismos nutrientes que obtenemos de los demás animales están en otras fuentes. Desde la Asociación Americana de Dietética —una de las más importantes del mundo, con más de 72 mil miembros—, aseguran que una dieta de este tipo bien planificada es saludable, nutricionalmente adecuada y aplicable en todas las etapas del ciclo vital.

TE PUEDE INTERESAR