Sociedad Historias bonaerenses Historias bonaerenses
HISTORIAS BONAERENSES

Azcuénaga, el pueblo bonaerense donde se encontraron por última vez Rosas y Quiroga

Azcuénaga es un pueblo del partido de San Andrés de Giles. Allí se encuentra la Hacienda Figueroa, un lugar clave para la historia nacional.

Azcuénaga podría ser como cualquier otro pueblo de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, esta localidad de San Andrés de Giles, situada a 160 kilómetros de la ciudad de La Plata, fue protagonista de sucesos claves para la historia de nuestro país, como el último encuentro que vivieron Juan Manuel de Rosas y Facundo Quiroga. Conocé su historia.

Este pueblo que lleva el nombre del Brigadier General don Miguel de Azcuénaga, miembro de la Primera Junta de Gobierno en 1810, nació al calor del ferrocarril. El 1° de abril de 1880 se dio por inaugurada la estación, que pertenecía al ramal que unía Luján con Pergamino del Ferrocarril del Oeste.

TE PUEDE INTERESAR

Después de la inauguración, esta estación fue un centro de actividades de acciones militares durante Revolución de 1880, una contienda entre la Nación y la provincia de Buenos Aires.

Ascencio Ezquiaga, primer jefe de la estación de trenes, solicitó a un estanciero irlandés, Juan Cunningham, dieciséis manzanas de su estancia para la formación del pueblo. Finalmente, Cunningham lo hizo y en 1885, comenzaron a asentarse los primeros habitantes, en su mayoría inmigrantes de origen español, italiano y francés.

azcuenaga portafa.webp
Azcuénaga es un pueblo bonaerense que combina naturaleza e historia. 

Azcuénaga es un pueblo bonaerense que combina naturaleza e historia.

Con el fin de que la localidad continuara creciendo, se instalaron los primeros comercios como almacenes de ramos generales, donde se podía adquirir desde alimentos hasta materiales para la construcción. Algunos de estos comercios fueron El Americano, el almacén de Juan Pichi, la Casa Terrén y de Lascano.

A su vez, se instalaron sitios de alojamiento que eran de utilidad para los viajeros y trabajadores del ferrocarril. La de Carniglia y El Piamonte fueron dos de estos lugares emblemáticos. Casi treinta años después de la fundación del pueblo, en 1907, se inauguró la Capilla de Nuestra Señora del Rosario, lugar que aún puede ser visitado.

Como gran parte de los pueblos de la provincia de Buenos Aires, su ocaso comenzó cuando el ferrocarril dejó de pasar por estas tierras. Esto fue en 1978, cuando también abandonaron el lugar varios de los antiguos comercios. Actualmente, Azcuénaga cuenta con solo 300 habitantes.

Hacienda de Figueroa: un lugar mítico para la historia argentina

La Hacienda de Figueroa, o la Posta de Figueroa, se encuentra a un kilómetro del antiguo Camino Real que conecta San Andrés de Giles con San Antonio de Areco. Juan Manuel de Rosas era amigo de los propietarios de estancia, Tomás de Figueroa y su esposa, Rita Casco de Mendoza y Barragán, y por ello la visitaba con regularidad.

Esta construcción que data de 1755 resultó imprescindible para la historia nacional, ya que Juan Manuel de Rosas y Facundo Quiroga vivieron allí su último encuentro en 1834, casi cincuenta años antes de la fundación del pueblo.

Al día siguiente de esta reunión, Rosas escribió la histórica “Carta de la Hacienda de Figueroa”, dirigida a Quiroga, quien ya había emprendido viaje al norte del país. Este documento expresaba el pensamiento de Rosas y las razones por las cuales él aseguraba que el país aún no estaba listo para organizarse y conformar un Gobierno nacional. Tiempo después, Quiroga la recibió gracias a un chasque y la tuvo en su poder hasta que fue asesinado en Barranca Yaco, provincia de Córdoba, en 1835. La carta fue encontrada entre sus prendas.

Rosas y Quiroga no fueron los únicos que visitaron este lugar, también pasaron por allí Estanislao López, Ángel Pacheco, Lucio Norberto Mansilla, Juan Lavalle y José María Paz.

hacienda-de-figueroa-posta-1.jpg
La Hacienda de Figueroa. 

La Hacienda de Figueroa.

Actualmente, el lugar no puede ser visitado ni por vecinos, ni por turistas, ya que allí habitan los descendientes de los antiguos propietarios. A pesar de ello, durante el gobierno de Antonio Cafiero, la hacienda fue declarada Monumento Histórico de la provincia de Buenos Aires.

Este sitio también fue escenario de la película "La sombra del tigre", dirigida por Nicolás Sarquis, que narra la historia de Facundo Quiroga.

Un pueblo imperdible para comer y descansar

Luego de años de olvido, Azcuénaga resurgió para ofrecer una propuesta turística y gastronómica ideal para quienes quieran escapar del caos de la ciudad, gracias a su combinación de naturaleza e historia.

Este sitio encantador y congelado en el tiempo conserva casas antiguas donde se filmaron obras audiovisuales como El hijo de Dios y la novela La extraña dama.

Los fines de semana y feriados, las calles de tierra del pueblo se llenan de visitantes que recorren sus comercios, antiguas fondas y ferias de artesanos y productores locales. También se puede degustar la comida de los restaurantes La Porteña, el Almacén CT&Cía y el Buffet del Club Recreativo Apolo.

Además probar los deliciosos platos, se puede conocer la vieja estación ferroviaria, una construcción abadonada de dos pisos y que posee un mural de adobe de los artistas Carlos Moreyra y Cristina Terzaghi. También se recomienda conocer la Capilla Nuestra Señora del Rosario, la panadería “La Moderna”, la antigua Casa Terreno y el Club Apolo.

1200px-Capilla_Nuestra_Señora_del_Rosario_en_Azcuénaga.jpg
Capilla Nuestra Señora el Rosario. 

Capilla Nuestra Señora el Rosario.

TE PUEDE INTERESAR