Sociedad
CASINOS EN LÍNEA

Apuestas seguras: ¿cómo hacen los gobiernos para regular el juego online?

Para evitar estafas a través de la web, áreas especializadas de distintos países trabajan en políticas de transparencia y seguridad. ¿En qué consisten?

Con el avance tecnológico —y, fundamentalmente, el advenimiento de la pandemia de coronavirus—, el mundo de las apuestas por internet ha crecido exponencialmente. Es que la web ha democratizado el acceso al juego online, haciéndolo más versátil que nunca, con menos gastos generales y sin barreras espaciales.

Esto, si bien puede resultar una bendición tanto para quienes disfrutan de esta actividad para entretenerse como para aquellos que la ejercen de forma ‘profesional’, tiene su contrapartida: así como se han diversificado las alternativas, los engaños también se han vuelto más comunes, ya que por medio de la virtualidad los estafadores pueden moverse con una mayor facilidad y se vuelve más difícil dar con ellos.

TE PUEDE INTERESAR

En este marco, gobiernos de distintas partes del mundo han establecido diversas regulaciones que permiten no solamente evitar acciones fraudulentas y garantizar partidas seguras, sino también controlar que los ciudadanos hagan uso de estos servicios de forma responsable, sin comprometer sus finanzas ni su salud mental.

El juego online en España

Uno de los estados que ha sabido marcar tendencia dentro de este ámbito es el español: a lo largo de los años y por medio de diversas normativas, sus autoridades han sancionado una batería de leyes que resguardan los derechos de los consumidores y protegen a los menores de edad, al tiempo que controlan que solo estén en funcionamiento los casinos online regulados en España, los cuales se adaptan a estas disposiciones legales.

Además, en el país funciona la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), una entidad de alcance nacional que se encarga de regular, supervisar y controlar las actividades del sector. Y también se implementaron una serie de restricciones en cuanto a la publicidad.

Vale aclarar que si bien se ha avanzado en la materia, no se trata de una legislación que vaya a mantenerse inerte, sino que resulta crucial acompañar los constantes cambios con nuevas, mejores y actualizadas normas, a las que deben prestar especial atención no solo las áreas públicas especializadas sino también los propios prestadores de servicios.

El presente de Argentina

El de Argentina es otro de los estados que ha regulado la actividad en los últimos años, bajo el impulso del aumento de usuarios que se sumaron a las salas virtuales, sobre todo durante el confinamiento que tuvo lugar durante la pandemia de Covid-19.

A diferencia de otros, sin embargo, este país no cuenta con una ley federal que opere en todo el territorio, sino que cada una de las 23 provincias más la Ciudad Autónoma de Buenos Aires —que tiene jurisdicción propia—, se encargan de legislar de forma autónoma.

La última en tomar medidas al respecto fue Córdoba, quien se sumó a otras tantas como Buenos Aires, CABA, La Pampa, Tucumán, Santa Cruz, Chaco, Río Negro, Mendoza y Corrientes.

Lo que sí funciona a nivel nacional es el dominio de internet “.bet.ar”, iniciativa de la Asociación de Loterías Estatales Argentinas (ALEA) que permite identificar a las páginas oficiales de casinos, casas de apuestas y plataformas de juegos de azar online.

Conclusión

La tendencia que predomina en distintos países del mundo con respecto al juego a través de la web está ligada a la protección de niños, niñas y adolescentes, la seguridad en las apuestas, la detección de fraudes y la prevención de adicciones y conductas de salud mental dañinas para los usuarios y sus familias.

En este marco, los estados sancionan cada vez más medidas regulatorias respaldadas por organismos especializados y buscan de qué forma actualizar de forma constante los protocolos al avance de internet y sus herramientas tecnológicas.

TE PUEDE INTERESAR