Política y Economía
EN EL GOBIERNO

De las tomas de tierras al Plan Quinquenal: el FdT debate la postpandemia

El referente social Juan Grabois articuló a las organizaciones sociales con los sindicatos y lanzó un "Plan Marshall Criollo" que le acercó a Alberto Fernández. El Gobierno escuchó la propuesta pero todavía no hubo definiciones oficiales. La oposición endureció su postura respecto a la toma de tierras.

Juan Grabois movió fichas y desde la organización social le pateó el tablero al Gobierno para la reactivación económica de la postpandemia. Sus declaraciones respecto a la toma de terrenos, "hay una oleada de toma de tierras y se va a profundizar", hicieron eco en la administración nacional pese a que la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, rápidamente salió a desmarcarse e indicó que “lo que está sucediendo respecto de las tomas, en muchos casos, tiene que ver con situaciones más delictivas”.

La apreciación de Grabois es apenas la punta de lanza de un plan económico que logró articular desde el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y Patria Grande, con el resto de las organizaciones sociales y varios de los sindicatos más pesados, para lanzar lo que en abril denominó como el "Plan Marshall criollo": Una idea de reactivación económica a partir de la redistribución de capital y la reorganización -literal- del mapa argentino. Es la germinación de una propuesta que había dado a conocer a través de nota de opinión en el portal Infobae, en abril, y que tiene también un anclaje fuerte en el peronismo más puro, el de los planes quinquenales.

TE PUEDE INTERESAR

El lunes por la noche fue presentado en la sede de la UOCRA como el "Plan de Desarrollo Humano Integral", o "Plan San Martín", con Grabois sentado en la misma mesa que Hugo Moyano (camioneros), Dina Sánchez (UTEP), Gerardo Martínez (UOCRA) y Sergio Sasia (Unión Ferroviaria); y con la venia de Ricardo Pignanelli (SMATA),  Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) y la Iglesia Católica. Actores de peso en los sectores populares y de los trabajadores.

El concepto de una reforma estructural que parta de las bases obreras y movimientos sociales populares, y que fije metas "como el Plan Quinquenal de Perón", según planteó Grabois, sedujo a los sindicatos que ya abrazaron la idea de un "sindicalismo federal" y mostraron su entusiasmo por la propuesta para crear 4.000.000 de puestos de trabajo en el corto plazo.

Cristina Fernández de Kirchner también ayuda a moldear una parte del plan. El lunes recibió a referentes sociales que responden a Grabois y, según contó Página 12, aportó la idea de un "trabajo mínimo garantizado", un programa de empleo para justificar el salario base que el Plan de Desarrollo Humano Integral propone entre sus ejes en reemplazo del actual IFE para quienes no puedan reinsertarse en el mercado laboral luego de la pandemia.

Mujeres Argentinas x Tierra Techo y Trabajo Elsa, productora hortícola, directora en agricultura familiar María,...

Publicado por Juan Grabois en Jueves, 30 de julio de 2020
 

El reemplazo del IFE y la creación de puestos laborales es un tema que también está en la agenda del Gobierno. En ese sentido, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, le comentó a INFOCIELO que “la situación es crítica pero estable. Hay mucha gente que se ha quedado sin ingresos y en la pospandemia creemos que el camino de salida es el trabajo”.

La línea de Arroyo es paralela a la de Grabois, respecto a la implementación de cambios estructurales a nivel nacional. "Es tiempo de cambio estructural y de políticas en escala, por eso uno de los ejes de la política social que viene consiste en urbanizar los 4 mil barrios. Eso, en sí mismo, ya es un gran plan de empleo", detalló el Ministro.

El primer conflicto: El acceso a la tierra y la vivienda

Sin hacer mención a ella y a su plan, Grabois criticó todo el Plan Nacional de Suelo que había presentado María Eugenia Bielsa junto al jefe de Gabiente, Santiago Cafiero. El dirigente social exigió una organización territorial menos burocrática e institucional, y más polémica "¿Por qué en lugar de empujar a que la gente tome la tierra no podemos organizar lotes con servicios? En todos lados hay tomas y se van a profundizar. ¿No es más inteligente lotear la tierra, ponerle luz y agua y decirle a las familias que lo paguen a 20 años? Hay que tener decisión política y capacidad de planificar", indicó respecto a la solución para los terrenos tomados.

Bielsa evitó polemizar con Grabois, a quien consideró “una persona valiosa”, pero le bajó la espuma a las declaraciones explosivas del dirigente y aclaró que “los episodios del conurbano bonaerense tienen otra matriz” más delictiva aunque reconoció “no cabe ninguna duda de que existe necesidad”.

Juntos por el Cambio no tardó en sentar posición. A través de la Diputada nacional Adrian a Cáceres, elevó un proyecto en el Congreso para modificar el Código Penal y aumentar las penas para las personas que ocupen terrenos y propiedades, luego de tratar de "mafias que buscan un rédito económico" a quienes ocupan terrenos.

Más allá de las tomas, y como ya señaló INFOCIELO, el Gobierno reconoce una gran problemática en el acceso a la vivienda y por eso impulsó casi en conjunto el Plan ProCreAr, para que la clase media acceda al crédito y pueda construir su casa; y el Plan Nacional de Suelo, mucho más ambicioso, para desarrollar un nuevo sistema de administración territorial donde el Gobierno Nacional articule a través de los gobiernos provinciales con los diferentes municipios.

Sin embargo, la idea de la administración de Alberto Fernández es más gradual e institucional. Busca más la articulación y el "desarrollo sustentable" de las ciudades que el impacto que pretende Grabois, quien dejó en claro su idea en la entrevista que le brindó a El Destape Radio: “Los pibes de los barrios se quieren ir a la mierda. No quieren vivir más así, con la contaminación y el hacinamiento, la falta de cloacas. ¿Por qué no podemos repoblar el territorio, que fue arrasado por el patrón del agronegocio, que es criminal desde el punto de vista social y ambiental?”.

¿La próxima gran batalla en el Congreso?

El financiamiento del plan de Grabois sería "a través de una profunda reforma impositiva que grave las grandes fortunas, los capitales especulativos y las actividades extractivas", algo que desde la militancia kirchnerista, la izquierda y las organizaciones sociales le exigieron al Gobierno pero que Alberto Fernández aún no impulsó. Ayer, el Presidente se excusó al argumentar que "hubo otras urgencias" aunque ratificó que el proyecto "se está trabajando y avanzando, y va a salir".

La oposición más fuerte, Juntos por el Cambio, marcó la cancha con el exitoso rechazo a la intervención de Vicentín y mantiene una fuerte interna respecto al impuesto a la riqueza, algo que desde la Unión Cívica Radical no ven con malos ojos. Sin embargo, también será rechazado casi con seguridad si se destina a financiar un plan quinquenal, o algo parecido. Desde el bloque más duro del PRO no hay dudas: el Plan de Desarrollo Humano Integral será rechazado.

En el oficialismo todavía no hay definiciones. Grabois tiene representación directa en el Frente de Todos con las bancas que ocupan Itai Hagman y Federico Fagioli, ambos de Patria Grande, en la Cámara de Diputados y hace valer su amistad y cercanía con Máximo Kirchner, quien ya presentó el Proyecto de Ley del impuesto a las grandes fortunas en el Congreso.

Por el momento, el plan del Gobierno es financiar la obra pública para la reactivación económica e inyectar liquidez en el bolsillo de los sectores medios y bajos para reactivar también el consumo. Algo con lo que cuenta un consenso absoluto y el acompañamiento -con objeciones- de la oposición. El plan de Grabois gana adhesión entre la militancia kirchnerista, y es más profundo, pero también más conflictivo. De adoptarlo, le supondría al Gobierno una gran batalla que hoy, después de haber reculado con Vicentín y de una prolongación de la cuarentena que desgasta poco a poco la imagen positiva, no quiere pelear.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión