Política y Economía
OPINIÓN

Showmatch es el reflejo de la falta de autoridad política

La falta de controles y sanciones, una cuestión cultural. Showmatch. El pedido de Carlos Bianco a los medios, y una crítica hacia el Jefe de Gabinete.

La "fiesta clandestina en vivo" que fue la polémica transmisión de Showmatch despertó fuertes críticas que llegaron a oídos del jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, quien indicó que no vio el programa y manifestó una opinión "general".

"Creo que todos tenemos que tratar de evitar imágenes en donde no se estén respetando los protocolos", dijo Bianco al aire de LA CIELO FM 103.5. Tiene razón. Pero lamentablemente no es un enunciado que cumplan los propios líderes políticos que establecen las medidas restrictivas.

TE PUEDE INTERESAR

"Sé que a veces es muy complicado, en algunos actos, en algunas situaciones en particular, porque la vida sigue y continúa, pero tenemos que tratar de evitarlo", se sinceró.

Marcelo Tinelli pudo hacer esa puesta en escena en vivo y en directo, que desoye todas y cada una de las recomendaciones sanitarias en menos de la pandemia de coronavirus, y peor, violar las medidas restrictivas establecidas por decreto por el Presidente de la Nación porque sabe que no tendrá consecuencias.

En un país donde la falta de controles sostenidos y efectivos es una debilidad histórica -prácticamente cultural-, al mismo tiempo en que el sistema sanitario está al borde del colapso y se registran los números más altos de casos positivos y fallecimientos, uno de los programas más vistos puede predicar con el "mal ejemplo" e incumplir con todas las legislaciones vigentes porque no habrá una consecuencia acorde.

Showmatch.jpg
"La fiesta clandestina en vivo", como llamaron al relanzamiento de Showmatch, que reunió a 200 personas en un estudio de televisión cerrado, sin distanciamiento, barbijo, ni normas sanitarias. ¿Habrá sanciones?

"La fiesta clandestina en vivo", como llamaron al relanzamiento de Showmatch, que reunió a 200 personas en un estudio de televisión cerrado, sin distanciamiento, barbijo, ni normas sanitarias. ¿Habrá sanciones?

Así, las medidas que se imponen como restricciones, lógicas o no, discutibles o no, pero francamente necesarias; finalmente se diluyen en "recomendaciones" que quedan a criterio de cada ciudadano. La famosa "responsabilidad individual".

Si bien en este caso no es responsabilidad de la Provincia, ni del propio Bianco, aplicar ningún tipo de restricciones o multas -bajo el sistema establecido recientemente-; tampoco fue la Provincia el ejemplo del cumplimiento de los protocolos y medidas cuando, por ejemplo, el Frente de Todos lideró un acto oficial en Ensenada.

Las imágenes, que se transmitieron en vivo a través de las plataformas web y varios canales de noticias, también predicaron el mal ejemplo: Funcionarios e intendentes entre los que se encontraba el propio Gobernador se aglomeraron para la foto. Aunque a diferencia de Showmatch el evento fue al aire libre, también eran mucho más de las 10 personas que el propio decreto de Fernández -que rige en la Provincia-, permite. No fue "el velorio de Maradona". Fue hace apenas dos semanas.

Antes, el propio presidente Alberto Fernández se mostró más de una vez sin barbijo, compartiendo asados, comidas o actos en los que tampoco respetó el distanciamiento. Nobleza obliga, las autoridades de la Provincia tuvieron más cuidado, al menos con las imágenes públicas.

Screenshot_2.png
Sin protocolos. El amor militante pudo más que el ejemplo, y Alberto Fernández se sacó una selfie que se hizo viral y eje de críticas por no respetar las medidas establecidas por él mismo.

Sin protocolos. El amor militante pudo más que el ejemplo, y Alberto Fernández se sacó una selfie que se hizo viral y eje de críticas por no respetar las medidas establecidas por él mismo.

Pero aún más cuestionable fue lo que Bianco relató después, al aire de LA CIELO. "Yo he tenido algunas comunicaciones, no directamente sino a través de funcionarios de mi cartera, con algunos canales de televisión para que eviten pasar las imágenes de cuando se hacen los banderazos", reveló el jefe de Gabinete.

"Ponen el micrófono a la gente, a ver qué pasa, qué dicen, qué sienten. Me parece que en este momento hay que evitar todo ese tipo de imágenes. Lo que tenemos que priorizar es el cuidado, el respeto de los protocolos", pidió.

La censura previa es uno de las peores prácticas a las que puede ser sometido el periodismo. Por más que los banderazos, actos o manifestaciones durante la pandemia sean cuestionables, son parte de la realidad que nos atraviesa como país y que, como tal, merecen ser contada lo mismo que un acto oficialista.

Poner el micrófono a la gente es tan importante para reflejar a quienes "se cuidan" y respetan los protocolos, como a quienes no. A quienes tienen algún tipo de reclamo y eligen el banderazo para expresarlo, como a la médica de terapia intensiva que sufre el colapso. Todos merecen ser escuchados, por más cuestionable que sea su expresión o su mensaje.

Y, en todo caso, es el Estado y no el periodismo el responsable de legislar y controlar que no se realicen ese tipo "banderazos" en medio de una pandemia. Al igual que con Showmatch: es el Estado a través de sus poderes el que debe regular, y aplicar las legislaciones que rigen para todos los ciudadanos, en caso de que sean incumplidas.

El principal problema es que el Estado no puede hacerlo porque ha perdido legitimidad como autoridad de control, especialmente durante la pandemia. Y eso ocurre porque fueron los líderes políticos que encabezan al Estado quienes no predicaron con el ejemplo. Después de todo, bajo el criterio de Bianco, los medios no deberían haber cubierto el acto del Frente de Todos en Ensenada.

Más allá de la autoridad legal, que no es responsabilidad de Bianco, sino de la Justicia; también está la autoridad moral. Y en esos casos, el ejemplo siempre debe empezar por la política y los líderes políticos. Aunque las cámaras de televisión estén apagadas, ¿ocurre?

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión