Sociedad
ARGUMENTO CRUDO

The Good Doctor: La serie que mejor refleja al coronavirus

Se estrenó hace un par de días la cuarta temporada de "The Good Doctor", una serie médica que supo adaptarse mejor que ninguna a los tiempos de coronavirus

La cuarta temporada de la serie médica "The Good Doctor" debutó por la plataforma de streaming Amazon Prime Video y mostró ser la que mejor supo adaptar su contenido a la problemática actual de la pandemia de coronavirus, sin golpes bajos pero mostrando crudamente lo que le toca vivir al personal de salud y a los pacientes de esta cruel enfermedad viral.

Siendo desde sus inicios hace 4 años una serie enfocada en la temática hospitalaria iba a ser muy difícil volver a sus grabaciones ignorando lo que está atravesando ese sector, por eso sus productores decidieron reformar su contenido y tomar el coronavirus de frente y colocarlo como el centro de la escena, convirtiendo a "The Good Doctor" en la realización más cercana a la actualidad que atraviesa, hoy por hoy el mundo entero.

TE PUEDE INTERESAR

Desde que comenzó en 2017 la producción aborda temas complejos. El protagonista Shaun Murphy es un joven médico con Síndrome de Savant o "del sabio" , una condición del espectro autista que lo hace genial como profesional, pero con enormes dificultades para la interacción social.

La serie nació en Corea del Sur y fue comprada por productores norteamericanos y ambientada en California.

Hasta la tercera temporada se centraba en los problemas clásicos de un hospital pero bajo la óptica de su "especial" protagonista, tanto en lo médico como en las situaciones sociales.

The Good Doctor - Temporada 4 Tráiler oficial | Amazon Prime Video

A partir de la temporada estrenada hace 2 días el centro de la acción en sus primeros capítulos es el coronavirus, mostrando como los médicos y el personal de salud se vieron sorprendidos y desbordados por una enfermedad de la cual nada sabían, y a la que debieron afrontar aprendiendo en el camino, entre pacientes, aislamientos, contagios y muerte.

La serie no le escapa a nada de lo más duro que sucede en un centro médico, muestra intubaciones, carencias de elementos, saturación de trabajadores, estrés en el personal, recelo de los demás ciudadanos hacia ellos por miedo a contagiarse y cada detalle de lo que aún están enfrentando quienes se ubican en lo que se denomina"la primera línea de fuego".

El nuevo ciclo se grabó bajo los protocolos sanitarios por el Covid-19 e inicialmente se esperaba su estreno para septiembre del año pasado. Esos planes, como tantos otros, se postergaron y finalmente debutó en Estados Unidos el 2 de noviembre pasado, mientras su arribo a Latinoamérica, fue recién el 9 de abril, por la demora en el proceso de subtitulado y doblaje.

Los primeros segundos de los dos primeros episodios tienen un mensaje en la pantalla que dice: “Este episodio de ‘The Good Doctor’ es una historia inventada sobre una batalla real que aún se libra. Honre a los héroes: médicos, enfermeras y otros trabajadores de primera línea, muchos de los cuales han dado la vida. Haz tu parte. Usa barbijo”.

El creador de la serie, David Shore, dijo estar comprometido con continuar explorando cómo se vive la pandemia, pero de forma “más individual”, puesto que, a su criterio, se debería mostrar “cuáles son las reacciones y consecuencias entre cada miembro de una familia” ante la crisis, pues eso logra “generar más impacto” en la audiencia. Pero también aceptó que no podía girar todo el ciclo en base a lo mismo, entre otras cosas, porque buscaban dar “esperanza” a los televidentes y no solo lo que ellos están viviendo en la vida real actualmente.

Aunque el arranque de la cuarta temporada es con un episodio doble sobre el Covid-19 llamado “Primera línea” y la reacción del personal del San José St. Bonaventure Hospital ante la crisis, a partir del tercer capítulo hay un salto en el tiempo, donde la pandemia del coronavirus terminó.

El actor Freddie Highmore, cuyo personaje es el "Good Doctor" y además produce la serie, le habla a la cámara y explica que como en la ficción lo peor ya pasó, no se necesitan mascarillas, pero pide a los espectadores que no dejen de usarlas y que esto es eso, precisamente, ficción.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión