Política y Economía
Frente Renovador

Sergio Massa, su Congreso y el desafío de "construir, sin romper"

Desde la mesa chica del partido de Sergio Massa reconocen la necesidad de "recuperar identidad" dentro del Frente de Todos, aunque descartan una ruptura.

“La idea es construir, sin romper”. Esa es la premisa en la que trabaja el Frente Renovador, de cara no sólo a las elecciones legislativas del año que viene, sino también a la ampliación del Frente de Todos. El contexto político es delicado y la capacidad de articulación será clave tanto para la campaña, como para la incorporación de nuevos espacios al Gobierno. “El discurso se está polarizando de nuevo”, advierten desde el sector conducido por Sergio Massa.

Aunque desde Juntos por el Cambio y el Frente de Todos se resisten a hablar en público sobre las negociaciones de cara a las próximas elecciones, lo cierto es que cada fuerza se medirá “para el afuera y para el adentro” en las legislativas. Y eso es algo que lo tienen todos en claro.

TE PUEDE INTERESAR

Sergio-Massa-2.jpg

En las últimas semanas, el Frente Renovador volvió a levantar el perfil con dos anuncios clave: el regreso de la Escuela de Gobierno del espacio y el primer Congreso del partido, después del último encuentro en el que se definió su incorporación a la alianza electoral con Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

“Sergio es el articulador y el mediador. Así como se lo ve en Diputados, se mueve dentro del Frente de Todos. El objetivo es sostener la unión y abrirla a otros espacios, con un discurso más conciliador y menos polarizado”, advierten desde la mesa chica del Frente Renovador.

En efecto, Sergio Massa supo marcar sus diferencias de forma pública en estos primeros meses de agitada y condicionada gestión. Se llamó a silencio tras el anuncio de la ahora frustrada expropiación de Vicentín, cuestionó el no regreso presencial de los chicos a clases y redobló la apuesta en materia de seguridad con respecto al uso de las pistolas taser.

“Nuestro discurso nunca cambió, ni va a cambiar. Sostuvimos y sostenemos los mismos valores. Entendemos que formamos parte de un Frente y vemos a las diferencias como un beneficio, no como algo destructivo. Nos quedó claro que es con todos, esa lección la aprendimos”, refuerzan.

"Si no se corta solo, Massa tiene el respaldo total de Máximo" "Si no se corta solo, Massa tiene el respaldo total de Máximo"

La alianza con el presidente de bloque del Frente de Todos es otra de las “cucardas” que ostenta el presidente de la Cámara de Diputados. “El vínculo con Máximo es óptimo en términos políticos. Sergio Massa oficia de puente con sectores que a él nunca lo hubieran recibido. Pero hay un tema ahí. Que no se corte solo. Si no lo hace, tiene el respaldo total de Máximo”.

massa-maximo-la-dupla-menos-imaginada-1005285.jpg

El temor de un sector del Frente de Todos es la demanda de una eventual candidatura por parte de Massa. No fueron pocos los que interpretaron los últimos movimientos del Frente Renovador como una búsqueda de “adhesiones” personales y le espetan también el manejo paralelo de la agenda. “Hay un enojo, porque hubo algunos temas puntuales en los que se ‘cortó solo’ y salió a hablar en los medios condicionando un poco el debate”, advierten.

Desde el Frente Renovador, en tanto, le cuestionan en off al presidente la “incapacidad de instalar agenda en los medios”; algo que Massa logra cada vez que se lo propone y que Cristina Kirchner también domina sin mayores complicaciones.

Sergio se está posicionando como el mediador interno y externo del Frente de Todos. Es el que también está en contacto con algunos representantes de Juntos por el Cambio, con un sector del empresariado y hasta con un posible votante adverso en las últimas elecciones”. Sin embargo, el buen vínculo con la oposición es resistido por algunos sectores del Frente de Todos, que ven en Horacio Rodríguez Larreta un rival a vencer en las urnas y la llegada de Massa a las "clases medias" como un arma de eventual doble filo.

La premisa que sostienen desde toda la coalición es que falta mucho para el 2023. Al momento, desde el Frente Renovador reconocen las diferencias públicas internas, pero les restan peso y desestiman cualquier tipo de ruptura. “Nos quieren hacer pelear, se quieren meter y volver a instalar la grieta. Eso no va a suceder”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión