Política y Economía
PIDIÓ UNA NUEVA AUTOPSIA

Sergio Berni descree de otra grave denuncia de abuso policial

Tras la muerte de un infractor en una comisaría de San Clemente del Tuyú, Sergio Berni volvió a  tomar distancia de un reclamo de familiares de la víctima.

El ministro se Seguridad bonaerense, Sergio Berni, volvió a sembrar dudas ante una denuncia de violencia institucional en la que se ven involucrados efectivos de la Policía Bonaerense.

Al igual que con el recordado caso Facundo Castro, donde siempre se negó a contemplar la posibilidad de que el hecho se encuadrara como una desaparición y muerte a manos de efectivos de la fuerza, con la muerte de Alejandro Martínez, el hombre de 35 años que falleció días atrás en una comisaría de San Clemente del Tuyú, reiteró su comportamiento de desconfianza para con la denuncia de las víctimas. Esta vez, incluso, arremetió contra el accionar judicial que tomó la decisión de detener a nueve efectivos policiales tras una serie de pericias.

TE PUEDE INTERESAR

Antes de sus declaraciones, el fiscal Pablo Gamaleri, desestimó la versión de una muerte natural, producto de un supuesto consumo de estupefacientes que intentó instalar la policía y convalidó la detención de nueve efectivos a partir de los resultados de la prueba de autopsia - se estableció que existió una asfixia mecánica y que sufrió numerosos golpes- el ministro Sergio Berni puso en tela de juicio el accionar de los peritos.

“Hay muchas cosas que no cierran”, dijo en una entrevista con Crónica TV sobre la pericia realizada en la morgue judicial de Lomas de Zamora.

El jueves a la noche, llaman del hotel porque estaba con un brote psicótico rompiendo todo. Cuando llega la Policía, el hombre, lejos de resistirse, estaba sentado en la cama diciendo que lo querían matar, todo con un delirio, y lo llevan a la comisaría caminando. Obviamente que estaba lleno de moretones y lastimaduras por ese brote que tenía”, advirtió el ministro de Seguridad.

Desde esa hipótesis, dijo que en la Comisaría “se llamó al hospital para avisar que iban a llevar al detenido, cuando una tal doctora Zamora les dice que no pueden recibir ningún detenido desde las 0 hasta las 8 de la mañana. Por lo tanto, ingresó sin ningún tipo de chequeo médico. A la hora, no respondía. Se dan cuenta que está muerto” explicó.

En ningún momento, el ministro de Seguridad analizó la posibilidad de una falta de capacitación en los efectivos para contener a una persona con una crisis de salud mental, algo que si advirtieron desde la Comisión Provincial por la Memoria. “La violencia desplegada como única estrategia de intervención termina en la muerte o torturas de personas que padecen una enfermedad y deben ser tratadas como paciente” explicaron desde el organismo de Derechos Humanos.

Sergio Berni cuestionó todas las pericias judiciales

Desde ese posicionamiento, el ministro Sergio Berni relativizó el resultado preliminar de la prueba de autopsia y anunció que pedirá un nuevo estudio.

“Nunca vi una pericia de este tipo, bastante superficial para la importancia de lo que hablamos. Por lo tanto hemos pedido una nueva autopsia” sostuvo.

En esa línea, explicó que “lo único como traumatismo contuso que se observa es la fractura de dos costillas” y afirmó que esta lesión “solamente puede producir muerte” cuando se lesiona un pulmón. “En la autopsia los pulmones y las pleuras están intactas, no hay ninguna lesión pulmonar” descreyó.

Para el funcionario de Axel Kicillof, si la muerte se produjo por una asfixia mecánica” por qué “cuando se observa el detalle de la autopsia sobre el cuello dice ‘sin lesiones’; tiroides, ‘sin lesiones”. Entonces, explíqueme dónde está la asfixia en el cuello”, criticó.

Incluso, se animó a deslizar que el caso podría haber sido “para tapar” el crimen del joven futbolista en Barracas a manos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. “No vamos a permitir que se intente desviar la investigación con alguna causa en especial”, concluyó.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión