Judiciales y Policiales Municipios
Hoy darían la sentencia

Juicio por el femicidio de Claudia Salgán: un médico aseguró que tenía el rostro irreconocible

Eso dijo el ginecólogo de la víctima al recordar cuando la fue a ver al Hospital. “Pensé que me había equivocado de cama”, sostuvo. La desfiguración de la cara fue producto de los golpes y el ataque que sufrió con un destornillador. Tras los alegatos llegará el momento de la sentencia y para Marcelo Nuñez la fiscalía pedirá perpetua

Un médico que atendió a la instructora de fitness Claudia Salgán cuando agonizaba en un hospital de La Plata en el 2015 aseguró  que "estaba desfigurada y su rostro irreconocible” por los golpes, al declarar en la segunda audiencia del juicio oral por el femicidio, en el que está siendo juzgado su marido, Marcelo Núñez (48).
Se trata de Horacio García, quien era el médico ginecólogo personal de Salgán y concurrió al hospital a ver a su paciente a pedido de la madre de la víctima, Florencia Cabrera.
El médico declaró ayer en la segunda audiencia del debate ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de La Plata, y dijo que al ingresar a la sala observó que Salgán “estaba desfigurada y su rostro irreconocible, hasta llegue a pensar que me había equivocado de cama”. 

“Lo que más me llamó la atención fue el edema, la hinchazón que tenía el rostro, no era Claudia”, dijo García, tras lo cual agregó que sus colegas le informaron que la víctima había recibido heridas punzantes y que no había nada para hacer porque "presentaba shock hipovolémico” que había afectado sus órganos vitales.
El médico explicó que en la última visita en su consultorio, Salgán le confesó que estaba en proceso de separación porque “la pareja se había terminado”.
“El 8 de julio me llama Florencia Cabrera para decirme que habían ingresado a la casa de su hija Claudia y que la habían golpeado. Cuando me dirigía al hospital de Gonnet, vuelve a llamar y me dice que se dirigía a la comisaria porque fue mentira, no entraron a robar fue el marido que la agredió, y que el propio Nuñez se lo había reconocido”, manifestó el profesional.
Durante la jornada, además declaró Cecilia Mianovich, alumna de fitness de Salgán, quien dijo que la víctima le había confesado días antes que “quería separarse en buenos términos”.
El hecho que se juzga ocurrió el 8 de julio de 2015 en una casa de las calles 493, entre 132 y 133, de Gorina, cuando Cabrera fue asesinada a golpes y puñaladas aplicadas con un destornillador.
Tras asegurar que la mujer había sido atacada por un ladrón, Núñez finalmente reconoció haber matado a su mujer por una presunta infidelidad, y la estrategia judicial de su defensa busca demostrar que el hombre "estaba con las facultades mentales alteradas" y que no se registraba en la pareja un contexto de violencia de género.

TE PUEDE INTERESAR

Hoy será el turno de los alegatos y el dictado de sentencia. Trascendió que la fiscalía pedirá prisión perpetua para el imputado.
 

 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión