Política y Economía
Disputa

Cristina Fernández apuntó contra la Corte Suprema tras el pedido de sesiones virtuales

La vicepresidenta mostró su desacuerdo con la resolución adoptada y se metió de lleno el debate por el impuesto a las grandes riquezas.

La presidenta del Senado de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, dio a conocer su rechazo tras la decisión de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en torno a la posibilidad de llevar a cabo sesiones virtuales. De esta manera, cuestionó lo resuelto en el marco de la iniciativa del Frente de Todos para tratar el proyecto de impuestos a las grandes riquezas.

CFK utilizó sus redes sociales para sentar postura sobre lo acontecido por lo que criticó a la Justicia y puso en debate la “voluntad” de la CSJ en torno a los “derechos que quieren proteger y garantizar”. Los dardos de la titular de la Cámara Alta cobraron mayor fuerza mientras el oficialismo intenta que se debata la posibilidad de establecer impuestos a las personas más ricas del país. La iniciativa llegó en el marco de una crisis mundial generalizada que impacta en el país en medio de la pandemia de coronavirus.

TE PUEDE INTERESAR

“Imperdible hilo de twits en el que Graciana Peñafort, Directora de Asuntos Jurídicos del Senado de la Nación, explica que cuando la Corte Suprema de Justicia de la Nación quiere tratar y resolver un asunto, lo hace… independientemente de cualquier legislación y jurisprudencia…”, indicó Cristina Fernández y lanzó: “Como viste en los casos Fayt y Bussi, cuando la Corte Suprema tiene la voluntad de ‘proteger y garantizar derechos’… hay caso. Claro que siempre es bueno analizar qué derechos son los que quieren proteger y garantizar”.

 

 

La polémica entre los poderes tomó más temperatura luego de que la vicepresidenta enviara un pedido de aval constitucional a la Corte Suprema para que analice el pedido de constitucionalidad sobre una eventual sesión a distancia del Senado. Ante esto, la Corte trasladó el pedido a la Procuración General de la Nación y allí se decidió no avanzar.

El procurador interino, Eduardo Casal, dictaminó ayer que no es "competencia originaria" de la Corte Suprema de Justicia entender en el pedido que realizó CFK para dar "validez legal" a eventuales sesiones remotas del Congreso en medio de la pandemia de coronavirus. Si bien no es vinculante, la opinión del Procurador implica un enfoque jurídico que la Corte puede adoptar o no en su decisión final.

"En virtud de lo expuesto, dada la índole taxativa de la competencia prevista en el artículo 117 de la Constitución Nacional y su imposibilidad de ser extendida, por persona o poder alguno, según el criterio adoptado por el Tribunal en el precedente reiterado en 'Sojo', entre muchos otros, opino que la cuestión planteada, aún en el marco de un proceso judicial, resultaría ajena a la competencia originaria de la Corte", señaló Casal.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión