Sociedad
ALIMENTACIÓN

Frutos secos y semillas: ¿por qué hay que remojarlos?

Si bien los frutos secos y las semillas son alimentos nobles con una buena cantidad de propiedades, es importante remojarlos antes de su consumo. Las razones.

Los frutos secos y las semillas son dos de los alimentos más populares dentro de la alimentación basada en plantas ya que están repletos de propiedades beneficiosas para el organismo, entre ellas proteínas, aceites esenciales, vitaminas y minerales.

Sin embargo, hay que tener algunos recaudos especiales a la hora de consumirlos. Es que, tal como describe la nutricionista Natalia Vizioli (MP 1716), se trata de productos cargados de antinutrientes que, como su nombre lo indica, son sustancias que interfieren en la digestión y la asimilación de nutrientes.

TE PUEDE INTERESAR

Para eliminarlos, es importante remojar semillas y frutos secos, proceso conocido con el mote de "activación". "Si no las activamos, también pueden traer problemas gastrointestinales como mala absorción, generación de gas, distención abdominal", explica la especialista, aunque aclara que estos conflictos surgen al consumir estos productos de forma indebida en grandes cantidades.

2021.09.08 - NUTRICIONISTA EN FEUDALE CAFÉ.mp4

Es importante remojar semillas y frutos secos para que el organismo asimile sus nutrientes

Semillas de lino y de chía

Entre las semillas más populares se encuentran el lino y la chía. Ambas aportan Omega 3, reducen tanto el colesterol como la presión arterial y son antinflamatorias.

Dejarlas seis horas en remojo no solamente eliminará sus antinutrientes, sino que hará que liberen un mucílago muy útil para reemplazar el huevo en preparaciones como panqueques, budines y otros panificados.

Las de lino, es recomendable además molerlas (por ejemplo, con un molinillo de café), para asegurase de conseguir los nutrientes que lleva dentro. Una vez molidas, no deben conservarse más de una semana porque los aceites que posee comenzarán a oxidarse.

Frutos secos

Aunque es muy común comerlos sin ningún proceso previo, también es aconsejable activar los frutos secos entre 6 y 8 horas para eliminar sus antinutrientes. Luego, pueden consumirse húmedos o volver secarse 15 minutos a horno bajo.

Además, según explicó Vizioli en Feudale Café, con Marcela Feudale, por La Cielo 103.5, es conveniente comprarlos con cáscara "porque pueden tener algunos honguitos imperceptibles a la vista".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión