Política y Economía
Seguridad

La insólita defensa de las Taser del número dos de Bullrich: las comparó con "una toalla mojada"

El secretario de Seguridad Interior de Argentina, Gerardo Milman, justificó el proyecto del ministerio que permite el uso de pistolas Taser por las fuerzas de seguridad y cruzó las críticas de una manera insólita. Mirá qué dijo.

Hace dos semanas, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich anunció la compra de 300 pistolas Taser para usar en trenes y aeropuertos. Estas armas funcionan como “picanas” con descargas eléctricas y ya fueron rechazadas por varios organismos y países. Sin embargo, el secretario de Seguridad Interior de Argentina, Gerardo Milman no sólo justificó la instrumentación, sino que la comparó con una toalla mojada y las bolsas de supermercados.

“Con respecto a las pistolas Taser, la Corte Suprema de Justicia en marzo del 2016 sostuvo la legalidad de esta instrumentación”, declaró el funcionario para FM CIELO y agregó: “Lo que nosotros hemos llevado adelante es un proceso licitatorio que recién ha comenzado para la compra de este instrumento que es un arma intermedia para destinarla como prueba respecto a su eficacia en cuanto en el combate contra el delito en lugares determinados como son aeropuertos y vagones de tren.”

TE PUEDE INTERESAR

Asimismo, explicó que “estas armas permiten la inmovilización de un delincuente sin que corra riesgo ningún tercero”, y siguió: “por ejemplo, imaginemos dentro de un vagón de tren donde no se pueden usar armas convencionales porque puede haber heridos o circunstancialmente dañados que nadie busca”.

Milman aprovechó para cruzar a las críticas: “Hablan que se puede convertir en una picana eléctrica, en un arma de tortura, pero hace poco tuvimos un caso horrible en Quilmes donde con una toalla mojada torturaron a un empresario que terminó fallecido o la bolsa del supermercado de la esquina también puede constituir una herramienta de tortura”.

Por último insistió: “Los delincuentes no son una excepción aislada, voy al caso de la toalla mojada de hace pocos días, ese uso para torturar a un ciudadano que supuestamente tenía dinero oculto, como no apareció fue asesinado”.

Cabe destacar que en caso de obtener “buenos resultados”, el Ejecutivo no descarta ampliar la implementación a otras zonas más allá de aeropuertos y estaciones de trenes. Así, la perspectiva de ministra Bullrich en torno a la profundización de la represión avanza dentro del gobierno nacional en una orientación similar a la que propone el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión