Deportes
UNO DE LOS MAYORES ESCÁNDALOS DEL FÚTBOL

Se cumplen 25 años del golpe de Zandoná al brasileño Edmundo

El 3 de octubre de 1995 se produjo uno de los episodios más escandalosos del fútbol: la batalla campal en el Maracaná tras la trompada de Zandoná a Edmundo

Un día como hoy, pero de 1995, se jugaba en el estadio Maracaná de Brasil el partido revancha de cuartos de final de la Supercopa Sudamericana, un encuentro que quedaría en la historia del fútbol, pero no precisamente por el desempeño deportivo de los equipos dentro de la cancha, sino por el bochornoso altercado que desencadenó una de las piñas más recordadas: la trompada de Zandoná al jugador brasileño Edmundo.,

Vélez, dirigido por Carlos Bianchi, se encontraba en un momento de esplendor futbolístico: se había consagrado campeón de la Libertadores y de la Intercontinental un año antes y se había convertido en un rival temible para cualquier equipo tanto a nivel local como en las competiciones internacionales.

TE PUEDE INTERESAR

Pero llegó el momento de enfrentarse con el Flamengo de Brasil, que le daría un baldazo de agua fria al conjunto argentino en los cuartos de final de la Supercopa: el “Fla”, que había ganado 2-1 en la ida en el estadio Amalfitani, goleaba en el Maracaná 3-0 al Vélez de Bianchi, que no podía hacer pie en el partido.

Con el encuentro completamente sentenciado, empezaron a aparecer los lujos de Romario, Rodrigo y Edmundo, y los jugadores argentinos no se bancaron la cargada. Todo empezó con un amague de Edmundo, una de las figuras del equipo rojinegro, a Zandoná, que se sacó y le propinó un codazo. La historia podría haber concluido con una amonestación para el defensor argentino, pero la pica continuó entre ambos: tras una discusión, el delantero brasileño le mostró le mostró los dedos a Zandoná y luego le dio una cachetada. El "Chino", reaccionó de inmediato con otra cachetada y luego con una terrible trompada con el brazo izquierdo mientras Edmundo estaba de espalda tomándose el rostro con las manos.

El delantero quedó knockut desplomado en el piso y allí comenzó una terrible batalla campal entre los dos planteles, los ayudantes y la policía. La pelea, que incluyó a Romario con una patada voladora que también quedó en el recuerdo, de se volvió incontrolable y es considerada una de las más violentas de la historia del fútbol.

El árbitro Fileppi, de nacionalidad uruguaya, no tuvo opción y tomó la opción más acertada: dar por terminado el partido.

Escandalos en el futbol Flamengo vs Velez 1995 Zandona vs Edmundo FUTBOL RETRO