Sociedad
TRADICIÓN CULINARIA

Ensaimada: la receta mallorquí que se acriolló en San Pedro, a orillas del Paraná

San Pedro es la capital nacional de la ensaimada, un panificado con mucha historia que encontró su versión criolla a orillas del Río Paraná.

Además de la belleza de su río y de un distinguido patrimonio arquitectónico, la ciudad de San Pedro, ubicada a 230 kilómetros de La Plata, tiene un secreto culinario que lo hermana con las Islas Baleares. Se trata, ni más ni menos, que de la ensaimada, un producto de repostería que tiene en esa localidad su capital nacional.

“Hay ensaimadas hasta abajo de las baldosas”, le cuentan a INFOCIELO en la panadería La Lola, una de las tantas que elaboran este producto tan característico que viene del otro lado del atlántico y se acriolló a orillas del Río Paraná.

TE PUEDE INTERESAR

Si bien los historiadores ubican el origen de este panificado en la Antigua Grecia, el vínculo con la ensaimada sampedrina llega directo desde Mallorca, donde se la cocinaba para fiestas y celebraciones. San Pedro tiene una fuerte impronta mallorquí por el fuerte flujo migratorio que recibió de esa región en la segunda mitad del Siglo XIX.

Si bien la receta original de la ensaimada no lleva relleno, la versión criolla acuña sus variedades. Las más conocidas son las de dulce de leche y la de crema pastelera, que se pueden combinar. Se elaboran individuales y para compartir.

Lo que no puede fallar es la consistencia y la textura de la masa, que debe ser “esponjosa, aireada y dulce”, y tan suave que debe deshacerse contra el paladar, sin necesidad de masticarla. El método para conseguirlo suele mantenerse en secreto, pero hay un consenso en cuanto a la dedicación que demanda: la preparación de la masa puede llevar hasta dos días.

La devoción de los sampedrinos por sus ensaimadas se tradujo en un verdadero récord. En junio de 2003, dos maestros pasteleros -Pablo Castillo y Heber Rosano-, prepararon la más grande del mundo: midió 10 metros de diámetro y pesó 1.350 kilogramos. Semejante hazaña demandó el uso de 400 kilos de harina, 140 kilos de azúcar y 2 mil huevos, entre otros ingredientes. El récord perduró hasta 2008, cuando sus creadores originales, se reivindicaron ante los ojos del mundo.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión