Sociedad
INTACTAS

Encuentran dos balas de cañón de casi 200 años en San Pedro

El hallazgo fue protagonizado por un vecino de San Pedro en la zona de barrancas. Las balas fueron cedidas al Museo Paleontológico.

Un vecino de San Pedro encontró dos balas de cañón de casi 200 años de antigüedad en "perfecto estado de conservación" y las cedió a la Sala de Historia Reciente del Museo Paleontológico Fray Manuel de Torres.

El hallazgo tuvo lugar en la zona de barrancas cuando Marcelo Torresín observó dos objetos metálicos oscuros que sobresalían entre las rocas y los sedimentos que los rodeaban.

TE PUEDE INTERESAR

"Al ver que tenían superficie lisa y forma esférica, trató de liberarlos del terreno. Para su sorpresa, pronto se dio cuenta de que se trataba de dos balas de cañón", detallaron desde del museo.

Frente a esta situación, el hombre acudió de inmediato al Grupo Conservacionista de Fósiles perteneciente a la institución para que los objetos pudieran quedar a resguardo.

"Las dos balas, construidas en hierro macizo, son idénticas, con un diámetro de 7,5 centímetros cada una y un peso, ambas, de 3,5 kilogramos", especificaron desde el Fray Manuel de Torres.

"Si bien no se puede determinar con exactitud en qué circunstancias quedaron depositadas en la zona del hallazgo, se sabe que en nuestra zona, en tiempos históricos, se dieron diferentes escaramuzas en las que se utilizó artillería volante y cañones de bajo a mediano calibre", añadieron.

En este contexto, hicieron mención al cañoneo sufrido por el pueblo en 1829 cuando una flota enviada desde Buenos Aires bombardeó el casco urbano destruyendo varias viviendas.

"Rencillas políticas, hostigamientos realistas y demás desencuentros históricos han dejado su huella en las barrancas con objetos como estos", explicaron, y agradecieron el gesto del vecino que compartió con ellos su hallazgo.

Armadillos gigantes

A mediados de agosto, el Museo de San Pedro presentó dos nuevos ejemplares de armadillos gigantes de la especie Glyptodon munizi, los cuales pasaron a ser las dos piezas fósiles más grandes de la colección de la institución.

Se trata de fósiles de 700.000 años de antigüedad que fueron recuperados en el predio de la empresa Tosquera San Pedro en junio de 2017 y enero de 2018.

De uno se extrajo la coraza junto a un fémur, tibia y fíbula, pelvis y una vértebra del cuello. Del otro, también gran parte de la coraza, una rama mandibular y parte de la columna vertebral.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión