Llegó la hora: dos rivales claves para cortar la racha