Judiciales y Policiales Municipios
VENTA AMBULANTE

San Antonio de Areco: Grave denuncia de abuso policial

Un viajero y vendedor ambulante paró en San Antonio de Areco a vender sahumerios, pero lo detuvo la policía. Dijo que se trató de un abuso policial.

Capitán Isaac, como se presenta en redes sociales, es un viajero y vendedor ambulante bonaerense que viaja por la provincia con su casa rodante y vive de las ventas que logra con sus productos como bolsos y sahumerios. Ahora, fue protagonista de lo que él calificó como un “abuso policial” en San Antonio de Areco.

Según relató, estaba de paso hacia Baradero y pensaba pasar poco más de una hora en el pueblo, por lo que decidió aprovechar para vender algunos de sus productos y salió a caminar con una mochila y una canasta llenas.

TE PUEDE INTERESAR

“A la tercera cuadra me intercepta un patrullero, se bajan dos personas. Me hicieron a un costado contra la pared para pedirme la documentación porque está prohibida la venta ambulante. No me resistí ni les hablé mal, eso consta en el acta”, comenzó el relato.

El viajero le dijo a la policía que desconocía la prohibición de vender en la calle y les aseguró que se iba del pueblo, pero no lo dejaron marchar.

“Me dijeron que los tenía que acompañar a la comisaría, me pareció una locura. Les dije que me hagan la infracción, pero según ellos tenía que ir por cuestión de rutina. Antes de subir al patrullero me sacan unas pertenencias, me hacen apagar el celular y entregárselos”, relató.

Embed

Acto seguido, lo llevaron al hospital para que quede constancia de que no fue golpeado. El viaje siguió hacia la comisaría donde se negaron a devolverle el teléfono. “Me dijeron que pregunte si podía hacer una llamada, me sonó muy raro. Una locura”, dijo.

“Me sacaron todas las pertenencias: riñonera, billetera, llave, plata. Al entrar me dejaron a un costado, estuve un buen rato. Vuelven a pedirme los documentos y vienen con otra persona. Me pusieron contra la pared, luego una foto como a un delincuente. Seguí esperando y empezó el papelerío. Me hicieron firmar como 8 o 9 hojas y de una sola me dieron copia, no me quisieron dar. Intenté leer algo, pero entre los apuros y mis nervios, no sé bien todo lo que firmé”, relató Capitán Isaac.

Por eso, aseguró que va a realizar una denuncia contra los oficiales por haberlo dejado incomunicado y haberle quitado la mercadería que vende para vivir. “Me decomisaron toda la mercadería. Había sahumerios, riñoneras, bolsas de tela, mochilas. Les pedí que no me lo sacaran porque es mi sustento, vivo de lo que vendo”, lamentó.

Me parece una locura que por una venta ambulante me lleven. Es una barbaridad, un abuso. Es una contravención, lo entiendo y les dije que me iba, pero me hicieron subir a un patrullero como un delincuente. Algunos me dicen que tengo que pedir permiso municipal, pero es difícil. Yo fui por una hora, no jodo a nadie, es empatía y solidaridad con el otro”, cerró.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión