Política y Economía
LO QUE PIDEN

Trabajadores de Salud del sector privado extienden el paro

Trabajadores de la salud del sector privado ya hicieron una protesta de cuatro horas por turno este viernes y siguen hoy con la misma modalidad

Tras vencer el plazo de la conciliación obligatoria, la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Salud Argentina (FATSA) comenzó ayer un paro de cuatro horas por turnos en las instituciones de salud privada de todo el país por la falta de acuerdo salarial con las autoridades de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS).

La medida de fuerza estuvo acompañada de manifestaciones en las puertas de todos los centros de salud privados afectados, luego de que, en los 15 días que duró la conciliación, el Ministerio de Trabajo no lograra acercar posiciones entre las partes.

TE PUEDE INTERESAR

El Gobierno se encuentra abocado a acordar con las empresas del sector un plan para mejorar su financiamiento, que se resintió por los gastos por la pandemia, para luego sí poder sentar en una mesa al gremio y destrabar la paritaria. Pero la solución está llevando más tiempo del estimado y el sindicato de las enfermeras y camilleros está expresando su malestar por la demora.

Y se organizó de la siguiente manera: por la mañana desde las 10:00 hasta las 14:00 de la tarde de este viernes; desde las 18:00 hasta las 22:00; y de noche, desde las 00:00 hasta las 4:00 de este sábado.

Se trató de una medida similar a que la estaba prevista para los días 1 y 2 de julio, que finalmente quedó en suspenso tras dictarse la conciliación.

El sindicato que comandan Carlos West Ocampo y Héctor Daer exige un aumento salarial de entre un 43 y un 45% según la nueva pauta establecida por otros gremios. Sin embargo, los prestadores privados aseguran que para eso es necesario que el Gobierno autorice el aumento en las cuotas de la medicina privada.

La pelea salarial entre FATSA y las cámaras empresarias se inició hace varias semanas cuando el sector exigió ante Trabajo la suspensión de las paritarias asegurando que no podían afrontar subas salariales, debido a la falta de financiamiento y de autorización a una suba de sus cuotas y servicios.

En ese marco fue que Sanidad inició un plan de lucha con movilizaciones, asambleas y paros: “Los tiempos de gestión y negociación se agotaron. Vamos a llevar adelante este plan de lucha para alcanzar nuestra justa y legítima recomposición salarial”, sostuvo el gremio en el inicio del conflicto.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión