Sociedad Municipios
ENTREVISTA FM CIELO 103.5

Salud en contextos de encierro: "Si al salir no hay redes fuertes, vuelven a ingresar o terminan muertos"

Juan Pablo Banfi, integrante del Movimiento por la Desmanicomialización del Romero, aseguró que a pesar de la sanción de la Ley de Salud Mental, no existen tratamientos integrales dentro de las instituciones psiquiátricas que contengan a los pacientes.

La desaparición gradual de hospitales psiquiátricos y su reemplazo por hospitales generales para el año 2020 está contemplada en el artículo 27 de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26657. Sin embargo, los lugares de encierro continúan sin dar respuesta a la necesidad de procesos de externación integrales, que les permitan a los pacientes lograr una autonomía por fuera de las paredes de las instituciones mentales.

Según explicó al respecto Juan Pablo Banfi, integrante del Movimiento por la Desmanicomialización del Romero (MDR), el hospital ubicado en la localidad platense que fue intervenido en 2014 tras una denuncia del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) por condiciones de hacinamiento “sigue siendo un lugar de encierro y todavía falta mucho para poder dar un tratamiento acorde a las necesidades del día a día”.

TE PUEDE INTERESAR

En diálogo con Juan Rubinacci por “No te des vuelta”, Banfi aseguró además que a pesar de la sanción de la normativa en 2010, “el sistema público de salud no se ha transformado en su totalidad para poder alojar no sólo a las personas que se externan, sino a toda la sociedad, desde una perspectiva integral”.

A fines de 2017, el CELS junto a la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y el MDR elaboraró un primer informe sobre la situación de las mujeres internadas en Romero que arrojó que del total de las 526 personas internadas en el hospital, 217 son mujeres de entre 20 y 87 años, con un promedio de 25 años de encierro.

“Una persona que está en un hospital psiquiátrico ya es vulnerada por estar encerrada, se cortan sus vínculos, sus lazos afectivos, se homogenizan sus hábitos, y si a eso le sumás que es mujer, por la condición de género y el sistema patriarcal, eso se refuerza mucho más y sufre mucho más las vulneraciones”, sostuvo Juan Pablo.

“Se deben generar todos los mecanismos y dispositivos para tener una atención digna e integral en el seno social y en la comunidad, para que no queden recluidos en estas instituciones”, agregó el miembro del MDR, y remarcó que la medicalización oficia como un foco más de lucro, al tiempo que “la perspectiva social, comunitaria o de promoción no ha sido desarrollada en el sistema público actual”.

“Los recursos humanos y los dispositivos por fuera de la institución son escasos y eso hace que una vez que sale, si no hay una red fuerte, vuelva a ingresar o termine en la calle o muerto”, concluyó.

Escuchá la nota completa en www.cielofm.com

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión