Sociedad Municipios
HABLEMOS DE HIPOACUSIA

En Argentina, nacen entre 700 y 2250 niños con problemas auditivos al año

Ante la gran cantidad de casos, un evento que recorre el país llega esta tarde a La Plata bajo el objetivo de concientizar a la comunidad, compartir experiencias y brindar posibles soluciones.

Más del 5 por ciento de la población mundial vive con alguna pérdida auditiva y cada año nacen entre 700 y 2250 niños con problemas de este tipo en Argentina. Ante este escenario, un evento gratuito que recorre el país llega esta tarde a La Plata para generar conciencia y compartir conocimiento.

“Hablemos de Hipoacusia” es un espacio pensado para personas que sufren alguna patología de esta naturaleza, del que participan profesionales especialistas en el tema. Organizado por la compañía MED-EL, busca informar a la población sobre las causas y los posibles tratamientos.

TE PUEDE INTERESAR

Según el Censo de 2010, más del 8% de los argentinos tiene problemas auditivos. “Detectar el problema a tiempo y encontrar la solución adecuada es fundamental para el desarrollo correcto del lenguaje, el aprendizaje y la sociabilización”, explica Micaela Constanzo, fonoaudióloga referente de la empresa con sede central en Austria.

Dentro de las causas congénitas que pueden desarrollarse al momento del nacimiento o poco después, la Organización Mundial de la Salud (OMS), enumera:

  • Rubéola materna, sífilis u otras infecciones durante el embarazo.
  • Bajo peso al nacer.
  • Asfixia del parto (falta de oxígeno en el momento del parto).
  • Uso inadecuado de ciertos medicamentos como aminoglucósidos, medicamentos citotóxicos, antipalúdicos y diuréticos.
  • Ictericia grave durante el período neonatal, que puede lesionar el nervio auditivo del recién nacido.

 

Asimismo, las causas por factores externos que pueden darse a cualquier edad son:

  • Enfermedades infecciosas, como la meningitis, el sarampión y la parotiditis.
  • Infección crónica del oído.
  • Presencia de líquido en el oído (otitis media).
  • Uso de algunos medicamentos, como antibióticos y antipalúdicos.
  • Traumatismos craneoencefálicos o de los oídos.
  • Exposición al ruido excesivo.
  • Exceso de aparatos de audio personales.
  • Envejecimiento por degeneración de las células sensoriales (presbiacusia).
  • Obstrucción del conducto auditivo producida por cerumen o cuerpos extraños.

 

Aunque la entidad mundial asegura que los pacientes pueden mejorar su situación mediante el uso de audífonos, implantes auditivos y otros dispositivos, sólo el 10% los utiliza y el porcentaje disminuye a 3% en los países en vía de desarrollo.

En Argentina, los implantes auditivos de estimulación coclear se encuentran dentro del Programa Médico Obligatorio (PMO) y quienes cuenten con obra social o prepaga pueden recibir el total de la cobertura.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión