Política y Economía
TRAS EL MENSAJE DE CRISTINA

Cuál es el planteo del gobierno sobre el sistema de Salud

La ministra de Gobierno de la Provincia acompañó el mensaje de Cristina sobre la integración de los diversos sub sistemas de Salud.

La ministra de Gobierno de la Provincia, María Teresa García, acompañó hoy el mensaje de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre la integración de los tres sub sistemas de Salud, e indicó que la articulación de éstos se dio de hecho durante la primera y segunda ola de coronavirus.

Ayer, en un acto frente al hospital de Niños de La Plata, Cristina afirmó que “vamos a tener que repensar todo el sistema de salud. Dicen los que saben que tal vez vengan otras pandemias. Lo peor que nos puede pasar es negarnos a discutir la realidad”. No es la primera vez que Cristina se manifiesta en este sentido e, incluso, desde el oficialismo se vienen trabajando distintos proyectos al respecto.

TE PUEDE INTERESAR

Por ello, la ministra de Gobierno expresó hoy que "lo que dijo la vicepresidenta tiene mucho que ver con la realidad. En la primera ola y luego ahora en esta segunda ola hemos visto que el sistema público y privado ha funcionado articulado".

En declaraciones radiales, García indicó: "En la Provincia todos los días vemos una gran cantidad de traslados entre ambos sistemas. La vicepresidenta se refirió a eso. Cuando la enfermedad arrecia, en estas condiciones como las que estamos pasando, es inexorable una articulación y una actitud colaborativa entre ambos sistemas".

Al ser consultada sobre la postura de actores del sistema de salud, como los sindicatos, frente a esta iniciativa, la ministra dijo que "esta es una pandemia que ha tocado a todo el mundo, y todo indica que puede volver a suceder", y que, "en ese escenario futuro, no hay lugar para acciones individuales, ya sea el sistema público o el sistema privado o las obras sociales".

No obstante, aclaró que "no es un tema a resolver de inmediato". "Hay que empezar una discusión sobre esto y sentar a todos los actores del sistema, sobre todo viendo las consecuencias de esta segunda ola", remarcó y agregó: "Es impensable que uno pueda abordar esta enfermedad sin un acuerdo aunque sea de oficio, como lo estamos haciendo ahora de hecho con el sistema de salud pública y las obras sociales. Hay que sentarse en esa mesa de discusión a pensar en la salud de la población".

ministerio-salud.jpg

Cuál es el planteo oficial

La fragmentación del sistema sanitario argentino es razón de muchos de los problemas en la atención de pacientes, duplicación de gastos y falta de eficiencia y, por ello, uno de los principales temas de debate entre los sanitaristas hace largas décadas.

La coexistencia de tres subsistemas: el público, el privado y el de las obras sociales ha acontecido en una dificultosa o casi nula articulación, la cual se ha mostrado sumamente necesaria en momentos acuciantes como una pandemia global, pero que es indispensable para lograr una mayor eficacia en la oferta de servicios aún en tiempos "normales". En todo caso, la pandemia, como con otros temas, puso sobre la mesa una discusión de antaño.

El último y más ambicioso proyecto de integración fue realizado por el sanitarista Aldo Neri en la primera etapa del gobierno de Raúl Alfonsín, con su idea de universalizar el sistema de Salud, con foco en la creación de un Seguro Nacional de Salud. El proyecto de Neri quedó solo en un intento, frente a los importantes grupos de presión, y el gobierno de Carlos Menem desandaría todo vestigio del mismo.

Más acá en el tiempo, fue el hoy caído en desgracia Ginés González García quien pretendió llevar adelante un mejor rol de contralor por parte del ministerio de Salud e ir en pos de una mayor integración y eficacia. En esta dirección, se construyeron por ejemplo la ley de Genéricos y el programa Remediar, mediante los cuales se abarataron enormemente los medicamentos a partir de compra centralizada, y a través de su distribución por los Centros de Salud -de carácter municipal- se busco gestionar la integración entre los distintos niveles del sistema sanitario.

Por su parte, el gobierno del Frente de Todos asumió al Ejecutivo con la promesa de avanzar en una reforma del sistema sanitario, la cual pareció incluso más necesaria a partir de la pandemia por coronavirus. Entre los borradores y las promesas, el oficialismo propone un mejor control de los sub sistemas, la articulación de los mismos, el abaratamiento de los medicamentos a través de su compra centralizada, la formación de personal de enfermería y un sistema de recupero de costos más eficiente, punto que se convirtió en el más urticante para las obras sociales.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión