Sociedad
PELIGRO

Alerta, hongos venenosos: Cómo identificar las especies que no se deben consumir

Se trata de una serie de ejemplares que podrían matar a la persona que los consuma. Alerta y recomendaciones tras el fallecimiento del hombre en Córdoba. Qué hacer en caso de ingerirlos por accidente.

Luego de la muerte del hombre de 36 años en Córdoba que consumió una especie de hongos venenosos, las alertas se encendieron respecto a las recomendaciones que deben seguirse a la hora de saber cuáles pueden poner en p eligro la vida de una persona y cuáles no.

TE PUEDE INTERESAR

En ese sentido, se habló del “Hongo de la muerte”, respecto al de especie venenosa que intoxicó al joven de Rio Cuarto. Se trata del Amanita phalloides, que puede encontrarse cerca de los pinos y los robles, cuyo aspecto es muy parecido al de los champiñones, por ejemplo.

Según publicó el sitio Infobae, más allá de que pueden clasificarse entre comestibles y no comestibles, su identificación requiere un análisis y datos específicos, por lo que no se recomienda la manipulación de estas especies sin pleno conocimiento. Por caso, los hongos denominados “de sombrero”, suelen comenzar con un cuadro de diarrea profundo, una fase de cierta mejoría y luego una invasión visceral que produce una falla hepática, como le sucedió al hombre cordobés.

Entre otros síntomas, es importante destacar que cuando se ingiere este hongo pueden producirse vómitos, deshidratación, cólicos, sudores fríos, bajada de la tensión arterial, taquicardia, hipoglucemia, convulsiones y coma debido al fallo hepático.

Ahora bien, ¿cómo deberíamos actuar ante su consumo?

Lo primero que se debe realizar es una consulta médica. Según indicaron especialistas en toxicología el mencionado medio,  hay tres fases del proceso: soporte, eliminación de toxinas y administración de antídotos. “El tratamiento de soporte es meterle líquido al paciente para que no se deshidrate y no le falle el riñón. La eliminación de toxinas se hace por medio de lavado intestinal para que se vayan rápidamente”, explicaron.

Cinco casos de hongos mortales

Amanita phaloides: Llamado “hongo de la muerte”. Tiene un sombrero de color pardo-verdoso de unos cinco centímetros o más de diámetro; tiene volva (una especie de tacita) en la parte inferior del pie y cuando se abre, se forma un anillo alrededor del mismo.

Amanita muscaria: Es un hongo alucinógeno que también produce problemas gastrointestinales. Su pie es blanco y el sombrero es de tonalidades naranja a rojo oscuro con pintas blancas.

Paxilus involutus: Es peligroso porque es muy parecido al hongo de pino, que sí es comestible. La principal diferencia es que el comestible tiene poros en la parte inferior del sombrero, mientras que el tóxico tiene laminillas.

Chlorophyllum molybdites: Produce muchas intoxicaciones porque se lo confunde con Macrolepiota, que es comestible.

Agaricus: Es una de las especies a la cual pertenece el champiñón, pero también tiene ejemplares tóxicos en Córdoba. Se diferencian por su olor fuerte y por el color amarillo. El comestible es blanco.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión