Política y Economía
SALUD MENTAL

Salud Mental: Cómo es el plan para los neuropsiquiátricos

La Provincia convertirá los hospitales neuropsiquiátricos y externará pacientes. Cómo es y cuánto llevará adaptarse a la Ley de Salud Mental.

El gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, anunció en conferencia de prensa la creación de un Comité Interministerial para transformar los hospitales neuropsiquiátricos y modificar las formas de atención y cuidado de los problemas de salud mental.

La subsecretaria de Salud Mental de la Provincia, Julieta Calmels, explicó a INFOCIELO cómo surgió el proyecto y cuál es la idea que tiene su cartera para cambiar los paradigmas de salud mental por un nuevo modelo de atención que ya se aplica en otras partes del mundo.

TE PUEDE INTERESAR

Actualmente, los hospitales neuropsiquiátricos bonaerenses son cuatro: Melchor Romero, en La Plata; Domingo Cabred, en Luján; el Hospital Taraborelli, en Necochea; y el hospital José Esteves, en Lomas de Zamora.

"Vivian más de 1.800 personas en situaciones realmente muy indignas. Algunos de ellos tenían paredes electrificadas, personas con colchones durmiendo en el piso. No tenían puertas en los baños, no tenían cortinas en las duchas, y en algunos de ellos todavía se sirve comida a granel", graficó Calmels.

La idea de la Provincia es retomar la Ley Nacional de Salud Metal N° 26.657, reglamentada en el año 2013. Allí se plasman una serie de derechos y obligaciones que modifican sustancialmente los conceptos y abordajes de la salud mental como históricamente fueron concebidos.

Cómo surgió el nuevo paradigma en salud mental

"Los tratados internacionales vienen planteando esta perspectiva desde hace mucho tiempo", advirtió Calmels. "Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) ahora sacó también unos documentos muy importantes vinculados al sostenimiento de los tratamientos en la comunidad y no en centros neuropsiquiátricos", explicó.

Las nuevas experiencias señalan que la función de los manicomios, y el abordaje de encerrar a pacientes con problemas de salud mental, no sólo es obsoleta sino que además es contraproducente.

"Estar de manera crónica en los manicomios no tiene una razón de salud mental. Nadie está internado 10 años por un tema de salud mental. Está internado 10 años por un abandono estatal de construcción de otras alternativas de vida, o porque no tiene acceso a la vivienda", explicó la Subsecretaria.

"Desde que surgió la convención de los derechos de las personas con discapacidad, el planteo es que la sociedades tienen que construir los apoyos para la integración de las personas", señaló la funcionaria. Para eso, deben ser externados a viviendas particulares y lograr que sean reinsertados en la sociedad.

Los nuevos hospitales neuropsiquiátricos de Provincia

Para adecuarse a la Ley, la Provincia decidió cerrar los pabellones de los hospitales que estaban en condiciones completamente inhabitables, y comenzó un proceso con varias aristas: por un lado, la externación de pacientes a comunidades seguras, la adaptación del sistema de salud para que las urgencias y trastornos comiencen a ser atendidas en hospitales generales, y la transformación de los hospitales existentes en nuevos predios con otras funcionalidades.

"Elaboramos un documento de base donde propusimos que estas instituciones debían generar un plan rector de su transformación con componentes que impliquen todo el aspecto de salud, pero también con componentes que involucren el proyecto de vivienda, proyectos socioproductivos, culturales, espacios de memoria, para que haya también un recuerdo de lo que fueron estos lugares, sobre lo que no quisiéramos volver; y espacios deportivos", señaló Calmels.

"La idea es que todos estos proyectos que están escritos, desarrollados, evaluados por nosotros y medidos en metas y plazos, puedan hacer de estos lugares espacios abiertos para la integración social y que nuestra Provincia incorpore a la vida de todos y todas, incluidos los usuarios de salud mental", agregó.

La nueva vida de los pacientes con problemas de salud mental

El cambio, señala, es positivo. "Nosotros tenemos al día de hoy 254 personas viviendo en la comunidad que estuvieron internadas crónicamente", indicó la Subsecretaria. La mayoría de ellos comparten viviendas de hasta seis integrantes, donde se les realiza un seguimiento.

"El cambio es realmente muy dignificante, porque como lo que no se interrumpe son los cuidados y la atención en salud mental, lo que mejora es la calidad de vida", remarcó Calmels.

"El otro día fuimos a una casa y había un señor que había sido durante muchísimos años de su vida mozo y sabía cocinar, y de hecho era ayudante de cocina en el hospital. Entonces él se encargaba de cocinar. El otro señor que vivía con él pintaba hace muchos años y yo pude estar sentada con él, me mostró todas sus pinturas, cosa que no hubiera sucedido en un pabellón si yo pasaba. Yo o cualquiera. Entonces lo que uno ve es que están contentos, están mucho mejor, y están recuperando derechos", destacó.

Un proyecto a largo plazo

La transformación no será inmediata. Como todo cambio, requiere un tiempo prudente de adaptación, en el que los pacientes en condiciones de externación puedan reinsertarse en la sociedad. En total, desde el Ministerio de Salud de la Provincia calculan de tres a cinco años de desarrollo.

"Creemos que estamos generando una propuesta sensata en relación al tiempo que lleva desarrollar un cambio de esta envergadura", opinó Julieta Calmels, que destacó el apoyo de Axel Kicillof para impulsar el programa y agilizar los plazos a través de la creación de un Comité Interministerial.

"Ya tenemos proyectos de obras de infraestructura para muchos de esos hospitales, hay trabajados proyectos vinculados a la vivienda. El proceso ya ha comenzado", concluyó la Subsecretaria.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión