Sociedad
Entrevista FM CIELO 103.5

Rumores son amores: por qué los argentinos somos amantes de los chismes y del boca en boca

Pueden surgir en los grupos de amigos simplemente para pasar el rato o ser intencionados y tener un fin malicioso. Cómo se distorisiona el contenido y por qué seducen a las personas.

“Los argentinos somos chismosos”. Es una afirmación que se escucha seguido y tiene con qué sustentarse. Un dato ni chequeado ni chequeable puede generar incontinencia en alguien que quiere contarlo como en alguien que lo escuchó y no resistirá pasarlo a otra persona.

En diálogo con Martín Strilinsky en “Me Levanté Cruzado”, la psicóloga Analía Emmerich separó a los rumores en dos categorías: Por un lado aparece el Rumor Ocioso, que es el que surge entre rondas de conocidos y amigos, sin mayor fin que para pasar el rato, está “nacido en la despreocupación por el impacto y consecuencias”. Por otra parte, está el Rumor Malicioso o intencional, que es premeditado. “Tiene el fin de causar daño a la honra y reputación de algo o alguien”.

TE PUEDE INTERESAR

Además, la licenciada señaló que los chismes son “una gran herramienta que con el auge de las redes, son plataformas óptimas para los odios las pasiones, las envidias, las frustraciones. Con las redes es más peligroso”. Los rumores “tienen que tener ciertas características, tener cierta cuota de ambigüedad, si no sería una noticia”, dijo.

Por último, aparece esto del famoso “teléfono descompuesto”: “Comienza con un acuerdo ´jurame que no va a salir de acá´, y se transforma en un teléfono descompuesto porque cada uno le va agregando un componente para que quede más lindo, mas amarillo”.

Escuchá “Me Levanté Cruzado” de Lunes a Viernes de 7 a 9 horas por FM CIELO 103.5 o en www.cielofm.com

TAGS

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión