Sociedad
CONFESIÓN EN LN+

Pablo Rossi: ¿Qué necesidad tengo de hacer esto todas las tardes?

El periodista ultra macrista Pablo Rossi reflexionó en vivo y se preguntó a sí mismo si tenía necesidad de hacer lo que hace cada tarde en el canal de Macri

Como cada tarde, el periodista de origen cordobés Pablo Rossi realizaba su análisis de las noticias del día.

Esta vez editorializaba acerca del tweet que desde el Instituto Gamaleya enviaron para anunciar la fabricación en el país de la segunda dosis de la vacuna Sputnik.

TE PUEDE INTERESAR

Indignado por esta situación, Pablo Rossi cuestionó la cercanía del Gobierno Nacional con Rusia y puso en dudas la veracidad de lo que afirmaba el mensaje sobre la segunda dosis, pero valiéndose de chistes, e ironizando acerca de la situación.

El Tweet decía: "ULTIMO MOMENTO. El equipo de #SputnikV confirma que el 2do componente de la vacuna va a llegar a Argentina a principios de la semana próxima. Además, la semana que viene el laboratorio argentino @richmond_lab empezará a producir el 2do componente de la Sputnik V en su planta", pero lo increíblemente sorprendente de la afirmación de Pablo Rossi en LN+, vendría al final de su comentario.

Cambiando el tono, mirando a cámara, y como avergonzándose de la situación qué le toca cumplir a diario que consiste en buscar el resquicio por dónde denigrar, burlarse, u horadar al gobierno, el periodista cordobés expulsó una frase, a modo de pregunta, que sonó más a catarsis confesatoria, producto de la fatiga de tener que hallar cada día un nuevo asunto para golpear a un unívoco destinatario.

Luego de leer el contenido del tweet acerca de la segunda dosis de la cuenta de Sputnik, Rossi se cuestionó, apelando a un interesante grado de actuación:

"Bravo... ¿Que debemos hacer ante esto? Aplaudir como focas, Gracias equipo Sputnik!!

Gracias Alberto, gracias.

Gracias Cristina.

Mamarrachos... esto es un mamarracho", comenzó enojado el comunicador.

R2zwPxiPTrYkglys.mp4

El periodista de La Nación +, Pablo Rossi, luego de hacer un comentario sobre la fabricación en Argentina de la segunda dosis de la vacuna de Sputnik, realizó un sinceramiento, a manera de confesión, sobre su actividad en la profesión

Pero había más. Mirando a cámara inició su encendida burla haciendo los dedos en V, y cambiando permanentemente los tonos de voz, para representar los roles de la escena que quiso montar:

"Esto no es soberanía.

Esto es tercermundismo puro y duro.

Te lo venden como soberanía a la dependencia patológica de los rusos.

Depender de los rusos a estos niveles... porque estoy seguro que han llamado y han dicho, nos comen el hígado... necesitamos la segunda dosis...

No se haga problema camarada...

Ya le mandó un tuit del equipo Sputnik...", dijo intentando ser mordaz con terminología de la época de la Unión Soviética.

Y allí, luego de una breve pausa de silencio, y a manera de sinceramiento posterior a su actuación pletórica de histrionismo, se liberó, cuestionándose genuinamente...

"¿Qué necesidad tengo de estar haciendo esto todas las tardes?".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión