Rock Bonaerense
prohibido olvidar

A quince años de la tragedia de Cromañón: Entre el cambio social en la manera de ver música en vivo y dos bandas naciendo del dolor

La noche del 30 de diciembre de 2004 en República Cromañón, murieron 194 fanáticos de Callejeros. Luego del incendio, que se produjo por una bengala apenas comenzado el recital, se produjeron importantes modificaciones en la reglamentación de lugares en los que se realizaban shows en vivo. Pero Cromañon, es una herida abierta porque no hubo justicia real para las victimas y sus familiares.

Un día como hoy pero hace 15 años en un establecimiento ubicado en el barrio de Once de la ciudad de Buenos Aires, se produjo un voraz incendio. Fue durante un recital de la banda de rock Callejeros y provocó una de las mayores tragedias no naturales en Argentina, dejando un saldo de 194 muertos y al menos 1.432 heridos.​ Juicio oral, pocos detenidos, clausuras y dos bandas de rock que surgieron del dolor y la tragedia.

Te puede interesar

Esta tragedia causó importantes cambios políticos y culturales. Los familiares de los jóvenes fallecidos y los sobrevivientes del incendio conformaron un gran colectivo de movilización pública y demanda de justicia, por las muertes y los daños sufridos.

En relación a lo político, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires inició un juicio político para destituir al entonces jefe de Gobierno Aníbal Ibarra por considerarlo responsable político de la tragedia. El enjuiciamiento terminó con su destitución, y fue reemplazado por el vicejefe de Gobierno, Jorge Telerman.

En cuanto a lo cultural, la tragedia concientizó a la sociedad sobre el estado de las discotecas y locales destinados a espectáculos musicales. El gobierno revisó el estado de dichos lugares, lo que resultó en la clausura de una gran cantidad de ellos.

El responsable directo del lugar en el que sucedió la tragedia, Omar Chabán, falleció por una grave enfermedad poco tiempo después del juicio. 

La salud de Chabán, luego de su reclusión en prisión, empezó a deteriorarse por sufrir de cáncer; fue hospitalizado, recibió quimioterapia y transfusiones para tratar un linfoma presente, habiéndose diagnosticado su dolencia como enfermedad de Hodgkin de grado cuatro (terminal). El 27 de agosto de 2013, El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 24 le concede la prisión domiciliaria luego de estar internado con custodia desde el 12 de junio del mismo año en el Hospital General de Agudos Francisco Santojanni.

De todas las personas que fueron procesadas durante la instrucción, fueron en principio llevados a juicio solo 15 personas.

Omar Chabán y Raúl Villareal fueron acusados de estrago doloso seguido de muerte y cohecho activo. La misma acusación recayó sobre los integrantes de Callejeros (Patricio Fontanet, Elio Delgado, Maximiliano Djerfy, Eduardo Vázquez, Christián Torrejón y Juan Alberto Carbone), Daniel Cardell, el escenógrafo, y su mánager, Diego Argañaraz.

Tres funcionarios del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires fueron acusados por incumplimiento de los deberes de funcionario público: Fabiana Gabriela Fiszbin, Gustavo Juan Torres y Ana María Fernández. Y dos oficiales de la    Policía Federal Argentina fueron acusados, Carlos Rubén Díaz de estrago doloso seguido de muerte y cohecho pasivo, y Miguel Ángel Belay, por incumplimiento de los deberes de funcionario público y cohecho pasivo.

Pato Fontanet, hoy lidera otra banda de rock. Don Osvaldo lanzó su nuevo disco el 3 de diciembre pasado y se encuentra a la espera de que su vocalista pase por una cirugía en sus cuerdas vocales para poder presentarlo en vivo. Es la segunda parte de un disco doble y se titula Casi Justicia Social II.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Puntos de venta , Casi Justicia Social II

Una publicación compartida por Don Osvaldo (@donosvaldoof) el

Recopila canciones de la etapa de composición que comenzó en 2014, mientras Patricio Santos Fontanet y el bajista Christian Torrejón cumplían sus respectivas condenas por la tragedia de Cromañón en el penal de Ezeiza, y temas más recientes. Por eso, aunque en el medio hayan pasado casi cinco años entre este y el anterior álbum, habrá que ubicar esta obra como la continuación de lo que fue la etapa inicial del grupo.

Por otro lado, el guitarrista Maxi Djerfy formó Nuestra Raza con sus ex compañeros Elio Delgado (guitarra) y Juancho Carbone (saxo), y acaban de presentarse en el Microestadio Arena, de Ramos Mejía, junto a los platense de Sueño de Pescado en una fecha armada por los miembros de la organización “Banderazos”.

Ambos grupos se encuentran totalmente distanciados uno de otro desde 2010, año en el que se desarma Callejeros y dejaron de tener trato.

Patricio Fontanet es el único de los músicos de Callejeros que sigue judicializado. Hoy se encuentra en libertad condicional hasta el año 2023, purgando una condena de siete años por estrago culposo seguido de muerte y participación necesaria con cohecho activo.

Hay un caso particular que excede a la tragedia de Cromañon y es el del baterista de Callejeros. Eduardo Vázquez, también armó un grupo junto a Pity Álvarez en la cárcel de Ezeiza, donde están presos. El primero, por el femicidio de su esposa, Wanda Taddei y el ex-Viejas Locas por el asesinato de un amigo en los monoblocks de Lugano, donde vivía.

La tormentosa realidad de una tragedia tan grande, llena de victimas y con políticos, empresarios y funcionarios municipales escapando de sus responsabilidades, arrastró a la banda que mas estaba creciendo en convocatoria y que mas se acercaba con sus letras a la gente, al peor de los abismos.

“La música no mata, lo que mata es la corrupción”, es la consigna de los sobrevivientes y familiares de las victimas de Cromañón y este resurgir musical de los integrantes de Callejeros, unidos o no, pone en pausa la desidia y da paso al arte y al rock, con la misma esencia para poder resistir.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión