Judiciales y Policiales Municipios
La odisea de un penitenciario

Entraron a robar, jugaron a la ruleta rusa con la víctima y antes de irse le dieron la mano

Sucedió de madrugada en un departamento de Barrio Norte. Actuaron dos ladrones que se colaron por un balcón. Despertaron al inquilino, un hombre de 47 años. Lo ataron de pies y manos. Al revisar el ropero encontraron un uniforme. “Matalo, es vigilante”, dijo uno de los intrusos. Aunque gatillaron, las balas no salieron

Un agente penitenciario de 47 años sufrió una pesadilla en las últimas horas en el departamento que alquila en el barrio Norte de la capital provincial cuando de madrugada fue despertado por dos desconocidos que se habían colado por un balcón.

Los delincuentes, bajo la modalidad “hombre araña”, llegaron al balcón del primer piso de un edificio situado en 14 entre 38 y 39 y tras forzar una persiana, ganaron el interior del inmueble.

TE PUEDE INTERESAR

Los ladrones fueron a uno de los dormitorios y despertaron a Alberto, un agente penitenciario, poniéndole un cuchillo en el cuello y apuntándole con una linterna encendida a los ojos.

Los intrusos ataron de pies y manos con prendas a la víctima y se pudieron a buscar dinero y joyas. Pero al encontrar en uno de los roperos el uniforme de la fuerza de seguridad, uno de los ladrones le dijo al otro: “Matalo, es vigilante”.

El obediente cómplice le puso el caño en la cabeza a Alberto y gatilló dos veces. La bala no salió, y el agresor soltó la frase: “tuviste suerte”.

Luego de encontrar 20.000 pesos y una cámara fotográfica profesional, los delincuentes le dieron la mano a Alberto, lo felicitaron por haberse portado bien y se fugaron.

En el hecho tomó intervención personal de la comisaría Segunda y la UFI N° 9 de Autores Ignorados.

 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión