Deportes Infocielo
Ángel triste

La pregunta del millón: ¿Por qué Cappa odia a Gallardo?

Luego de que el entrenador, que no logró ganar ningún título en la Argentina, dijera que River “ganó la Libertadores de casualidad” y que Gallardo “tiene cuentas pendientes” en el fútbol argentino la polémica sigue creciendo y se busca una respuesta lógica a una pregunta que se cae de madura.

No debe ser el paladar futbolístico lo que aleja a Ángel Cappa de Marcelo Gallardo. Ambos pregonan el buen juego aunque “Napoleón” tiene una notable obsesión con la victoria que Cappa parece desestimar como fin primero. El técnico bahiense de 72 años que es autor de tres libros (“La Intimidad del fútbol: Grandeza y miserias, juego y entorno”; “¿Y el fútbol dónde está?” y “Hagan Juego”) y ganador de dos títulos (Torneo Apertura de Perú ´02 y la Charity Cup en Sudáfrica ´05) le apuntó con sus críticas a River y puntualmente a Gallardo lo cual desató una fuerte incógnita respecto de su móvil.

Dijo Cappa “En la última Copa Libertadores, River llegó a la final de casualidad, de partidos que se resolvían en el último minuto con un gol" y después “Gallardo no ganó ningún campeonato local, efectivamente no lo puede sostener. Hasta ahora demostró que es eficaz en torneos cortos, en el mano a mano, pero en el campeonato está a 14 puntos, hay algo que no puede sostener".

TE PUEDE INTERESAR

Las frases del sub campeón con Huracán en 2009 llamativamente agresivas para un con un técnico que cosechó 10 títulos en cinco años, incluyendo tres de los cuatro los logros más significantes en la historia del club, no parecen tener parangón alguno pero sí un antecedente.

El 15 de mayo de 2010, Marcelo Gallardo (todavía jugador, siempre ídolo) se disponía a jugar su último partido como profesional cuando River recibía a Tigre como local, sin embargo Ángel Cappa elegía a juveniles como Mauro Díaz o Roberto Pereyra para el once titular relegando a Gallardo al banco.

River no se jugaba absolutamente nada y mientas el Monumental desplegaba una bandera que rezaba “Ocho títulos, un bicampeonato, una Copa Libertadores, una Supercopa; gracias Muñeco” Cappa, que hacía un mes había llegado a River le arruinaba la despedida a Gallardo que ni siquiera ingreso como relevo. Las primeras dos opciones fueron Diego Buonanotte y Rodrigo Rojas mientras que la lesión del defensor Alexis Ferrero hizo que Angelito postergue al Muñeco.

Un año después de la salida de Cappa River caería en el descenso. La acumulación de malas campañas y las pésimas decisiones hicieron que el Millo deba tocar fondo para lograr esta actualidad. Angelito, en River, apenas dirigió 19 partidos donde ganó siete juegos y lo que todavía se preguntan todos, desde aquel momento, es porque sigue ensañado con Gallardo.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión