Deportes Infocielo
Indignación

Un club salió a escrachar a un candidato platense que empapeló el predio con sus afiches de campaña

Desde la dirigencia del club platense Nueva Alianza repudiaron a Federico Martelli por lo sucedido. El candidato reconoció el error y prometió enmendar la situación. “No somos merecedores de estos errores” dijeron desde el club.

Debe haber pocas sensaciones que generen tanta tensión como la impotencia. Los paredones laterales del predio del club Nueva Alianza en el barrio El Retiro amanecieron empapelados con afiches de campaña del candidato Federico Martelli.

Cuando alguien forma parte y se involucra en el día a día del club, inevitable y orgullosamente se empieza a volver parte de él. Federico es Federico Zuzaya, tiene 36 años y 25 de ellos los vivió en blanco y negro: los colores de su club y su casa, los de Nueva Alianza.

En el barrio, el empuje popular se ve por cada rincón y el latido de la zona lo pone el club. El latido y el ritmo también, ya que el grupo de cumbia Los Totora surgió de las entrañas del club de la mano de Juan Ignacio Giorgetti y compañía. Sin embargo, todo el sacrificio y la dedicación chocaron de cara con la ambición política que en tiempos electorales se olvidó del respeto.

Zuzaya le cuenta a Infocielo el proceso del hartazgo: “Fui acumulando. Vi los carteles y después cada vez que salía y volvía a entrar, me daba bronca y los escraché”. La reacción tiene lógica: Nueva Alianza tiene un compromiso social donde también juega el arte y la cultura. Dentro del predio y en las afueras, se pueden ver las obras del renombrado muralista platense Luxor. El sector elegido por quienes pegaron la cartelería no se encontraba en buen estado, pero claramente pertenecía al club que fue utilizado como plataforma electoral sin ningún permiso.

Creemos que los clubes no son merecedores de estos errores. Nosotros tenemos un rol social donde el Estado no está” reflexiona Sebastián Gatti, que después de una presidencia de 6 años le entregó la posta a Leandro Tarabini.

Es llamativo (o no tanto) cómo en épocas electorales los candidatos sacan lo mejor y lo peor casi a la vez. En su lucha por el poder, parecen enceguecer y no tomar nota del estado en que queda la región mientras las campañas avanzan. “La impunidad me dio bronca. Porque la ciudad queda un asco, no saben lo que nos cuesta, es impotencia, bronca y vergüenza”, cuenta Zuzaya en una historia, que parece, va a tener un buen final.

El propio Martelli se encargó de pedir disculpas: “Lamento profundamente lo sucedido sobre el paredón del club. Mi directiva es no pegar afiches en instituciones ni casas particulares. Nos comprometemos a reparar el daño en 48 hs. Sinceras disculpas”, escribió en la publicación que Alianza hizo en su Instagram y también se acercó al predio personalmente para asegurar que todo volverá a la normalidad.

No es la primera vez que el club tiene contacto con la política. El predio le abrió las puertas a la candidata de Unidad Ciudadana Victoria Tolosa Paz, como también al actual intendente de la ciudad que representa los intereses de Cambiemos, Julio Garro. “Nosotros recibimos a todos y Martelli no va a ser la excepción”, dice Gatti al que igual se le nota el fastidio por lo ocurrido, como a Zuzaya y como al resto de la gente del club.

Charlas con los integrantes del Centro de Ex Combatientes de Islas Malvinas (CECIM), talleres de dibujo, amplitud de opciones deportivas, eventos con la presencia del Centro Protección Civil La Plata y Asociación Civil RESGUARDAR para brindar cursos de RCP y Primeros Auxilios y hasta una extensión con la Universidad (ArKidTecteando) para que los más chicos se acerquen a la carrera de Arquitectura; forman parte de un club que no merece ser utilizado con objetivos personales, mucho menos cuando asume la carga del vacío que el propio Estado genera en los barrios más humildes.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión