Política y Economía Municipios
Tras la represión a la UTT

La Cámpora y el kirchnerismo acorralan a Watson para pasarle facturas a Julio Pereyra

El sector más “ultra” del kirchnerismo varelense salió a cuestionar la represión contra los manifestantes de la UTT agredidos la ultima semana. Y emparentó las “tácticas” del Secretario de Seguridad con las de la ministra Patricia Bullrich. El trasfondo.

Los sectores más kirchneristas del peronismo varelense salieron a acorralar al intendente interino, Andrés Watson, que quedó sumergido en una polémica a partir del accionar de su secretario de Seguridad, Oscar Cano, durante una manifestación pacífica de trabajadores rurales del distrito.

Como narró INFOCIELO la semana pasada, Cano agredió a los miembros de la Unión de Trabajadores de la Tierra que pedían la emergencia agropecuaria y la reparación de caminos rurales. Aseguran que perdieron el 60 por ciento de su producción durante las últimas tormentas.

TE PUEDE INTERESAR

Cano no se tomó bien el reclamo: un video lo muestra sacado, repartiendo golpes contra los manifestantes. Más tarde denunció agresiones en su contra, se retrató hospitalizado y recibió la solidaridad del intendente. Luego las imágenes se viralizaron y desataron una tormenta política.

De hecho, la dirigencia de La Cámpora y los concejales de Nuevo Encuentro salieron a agitar el avispero. Hoy sacaron un comunicado donde se solidarizaron con los trabajadores de la UTT y emparentaron el accionar del municipio con las políticas de Macri y de Vidal en materia de seguridad.

El comunicado tiene la firma de Jorge Romero, diputado provincial y encumbrado dirigente de La Cámpora a nivel provincial; de los concejales Héctor Salatino y Mariano Camiletti, enrolados en Nuevo Encuentro, y de organizaciones ultrakirchneristas del partido.

“Accedimos a filmaciones  que demuestran  que policías de la Provincia sin uniformes (de civil) hayan provocado (SIC), golpeado e instigado a que sucedan hechos de violencia. Esta metodología ya fue utilizada en varias manifestaciones populares a nivel  nacional y provincial” expresaron. Esto, aseguraron, constituye “el fundamento para la aplicación del Protocolo de Seguridad creado por la Ministra Bulrich para acallar las voces de los más débiles”.

“En esta ocasión se verificó que dichos policías no sólo  introducían por la fuerza a manifestantes dentro del edificio municipal, sino que además más tarde se paseaban provocativamente en la puerta de la Comisaría 1ra. en la que se encontraban detenidos dos de los manifestantes”, agregaron.

Respecto de Cano, lamentaron que se haya “victimizado”. “Victimizarse no puede ser la excusa para cubrir actitudes contrarias a la doctrina que debe seguir un gobierno peronista”, aseguraron, y exhortaron a que “se clarifiquen los hechos, no sólo en instancia judicial, sino y sobre todo en una instancia política que defina claramente que en Varela no hay lugar para la violencia institucional y mucho menos para la criminalización de la protesta social”.      

El trasfondo de la jugada contra Watson es el enojo de esos mismos sectores contra el exintendente Julio Pereyra, jefe del bloque de los Intendentes en la Legislatura bonaerense. Pereyra, como el propio titular del PJ Bonaerense, está en la mira, bajo sospecha de ser un “facilitador” de las leyes que necesita María Eugenia Vidal, desde la que implementó cambios en las jubilaciones de los empleados del BAPRO hasta la más reciente de “boletas limpias”.

Watson, vale recordar, se hizo cargo del municipio el año pasado, cuando Julio Pereyra dejó el sillón que ocupa desde los albores de la década del 90 para desembarcar en la Legislatura bonaerense de la mano de Unidad Ciudadana. La relación entre el sector K y el intendente, que siempre se mantuvo leal a CFK, se tradujo en un quiebre a la hora de organizar los bloques en la Cámara de Diputados. Allí, Pereyra fue "premiado" por los intendentes con la confianza para quedarse con la conducción del espacio.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión