Política y Economía
Mar del Plata

La odisea de mantener la producción: trabajadoras textiles denuncian explotación laboral

Se trata de las trabajadoras de Textiliana quienes comenzaron este martes una huelga contra los “ritmos extenuantes de producción” luego de que se ponga en funcionamiento un nuevo sistema que implica mayor precarización. Es la empresa de Sergio Todisco, heredero de Mauro Sergio.

Las mujeres trabajadoras de la empresa Textiliana de Mar del Plata vuelven a exigir mejoras en sus condiciones laborales. Es que no es la primera vez que ponen el grito en el cielo por los ritmos infernales de trabajo, ya lo hicieron el año pasado. Ya para el mes de septiembre de 2018 llevaban varios meses reclamando por la implementación de un nuevo sistema de producción con el cual se confeccionan las prendas.

Así el nuevo sistema requiere de un mínimo de trabajadoras, en celdas de tareas y polifuncionalidad de cada empleada. En el último tiempo, más de 80 personas fueron despedidas.

TE PUEDE INTERESAR

Tal situación se fue intensificando en pos de mantener el nivel de producción con menos mano de obra, con lo cual, lógicamente, termina por afectar la salud de las operarias y por eso resolvieron, en asamblea general, retener tareas hasta tener alguna respuesta.

“Denunciamos el sistema de producción mediante celdas implementado por la empresa el año pasado, que implica una mayor precarización laboral, obligando a cada obrera a realizar tareas que antes correspondían a cuatro personas, afectando nuestra salud física y mental”, aseguraron en un comunicado.

María es una de las empleadas de la fábrica y le contó a INFOCIELO: “Estamos con retención de tareas desde las ocho de la mañana por las condiciones de trabajo, pero además por un reclamo salarial”. Piden un bono de cuatro mil pesos por quincena para todos los trabajadores y revisar el sistema de producción.

Asimismo, denunciamos el cierre de un turno y despidos realizados durante el año pasado. Es que, de 525 trabajadores que había a principio de año no quedan más de 430 personas. La mayoría de las despedidas son mujeres a cargo de familias y chicas jóvenes.

La delegada dijo: “Es una situación de irregularidad que lleva la empresa adelante para intensificar el ritmo de trabajo con menos personal”.

 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión