Judiciales y Policiales
LA INVESTIGAN

Quilmes: una policía cubrió a su sobrino de un delito

Una oficial de policía de Quilmes está siendo investigada por entorpecer la detención de un sobrino quien, junto a tres cómplices, agredió a la policía

Una oficial de policía de una comisaría de la localidad bonaerense de Quilmes está siendo investigada como acusada de entorpecer la detención de un familiar, quien junto a tres cómplices habían presuntamente agredido a pedradas a unos efectivos que los perseguían, informaron hoy fuentes judiciales y de la fuerza.

Se trata de Natalia Cabrera, inspectora de la comisaría 3ra de la mencionada localidad del sur del conurbano, quien el viernes pasado quedó filmada en un video difundido en las redes sociales en el cual intentó que su sobrino no fuera detenido por efectivos de la División de la Policía Motorizada.

TE PUEDE INTERESAR

Un vocero judicial confirmó que se abrió una causa para investigar la conducta de la oficial y también se le dio intervención a Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense para iniciar un sumario administrativo.

"En principio se inició una causa por 'averiguación de ilícito', hasta analizar el material fílmico que existe. Luego se determinará si realmente incurrió en delito alguno, y de esa manera darle la consiguiente calificación legal", afirmó una fuente con acceso a la investigación.

LA DENUNCIA

La denuncia fue realizada el pasado domingo en la comisaría 1ra. de Quilmes y se encuentran recabando información para el avance de la causa, que quedó caratulada como "Uso abusivo de la fuerza", informaron fuentes policiales.

Todo comenzó el viernes pasado cerca de las 18 cuando uno de los escuadrones de la División de la Policía Motorizada de Quilmes observó en la zona de la ribera de ese partido una moto cuyo conductor al notar la presencia policial, giró en U y se dio a la fuga.

En ese momento, el hombre no obedeció la voz de alto y comenzó una persecución hasta una vivienda, donde el sospechoso, identificado como Gastón Cabrera (24), ingresó rápidamente.

En ese momento, los efectivos intentaron ingresar también pero varias personas que estaban allí les lanzaron piedras y los agredieron físicamente.

Producto de la agresión, una oficial recibió un ladrillazo en el omóplato derecho mientras que otro policía sufrió la rotura de su casco por el impacto de una piedra.

Para repeler el ataque, los policías utilizaron armas largas con posta de goma y así intentaron controlar la situación.

En ese momento, cuando intentaban detener a uno de los agresores, una mujer ingresó a la vivienda y dijo ser inspectora de la comisaría 3ra de Quilmes y que se trataba de su sobrino.

Todo quedó registrado en un video difundido en las redes sociales en donde se ve el momento de la detención.

"Él trabaja. Qué es lo que pasó. Quiero saber porqué le apuntaron con el arma. Él no es chorro, es mi sobrino. Me lo soltás que yo lo cuido, soy inspectora de la (comisaría) Tercera", se escuchó decir a la mujer.

Como resultado, Cabrera y otros tres hombres, entre ellos un adolescente de 14 años, fueron aprehendidos y luego recuperaron la libertad.

A todos los involucrados se les iniciaron causas por "atentado y resistencia a la autoridad, y daño calificado", indicaron las fuentes.

A su vez, los policías secuestraron la moto por la que se inició la persecución y las del escuadrón de policía que fueron dañadas por los piedrazos.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión