Sociedad
CERVEZA COLABORATIVA

La iniciativa de Quilmes para apoyar a las cervecerías artesanales

La marca lanzó una nueva partida de la cerveza colaborativa junto a "Mesta Nostra". La idea de Quilmes busca colaborar con el sector afectado por la pandemia

En este momento tan delicado que está atravesando la agroindustria cervecera, Quilmes busca colaborar con el sector ayudando de manera directa a cervecerías artesanales afectadas por la pandemia.

La marca invitó a nueve cerveceras artesanales a enlatar un total de 40.000 latas, en un contexto de retracción de las ventas sobre todo en los formatos de cerveza tirada o en barril, por el cese total o parcial de las actividades de los bares.

El proceso de enlatado del producto estará a cargo de Los Vascos, una empresa especializada en el mundo artesanal. Ya en la lata, cada productor de cerveza podrá distribuir y vender de forma independiente.

Algunas de las cervecerías artesanales que participan del proyecto son Cerveza Castelo, Rothenburger, Bretonia Brewery, Trent Craft Beer, Postanak Cervecería Independiente, Costa de León y Cerveza Equum.

Para poder llevar adelante esta acción, Quilmes relanza “La Pinta de la Paz”, una cerveza colaborativa elaborada junto a la cervecería artesanal Mesta Nostra, que combina las levaduras ale (las más utilizadas por las cervezas artesanales) y lager (características de la mayoría de las cervecerías industriales), y con las ventas de esta cerveza se recaudarán fondos para destinar a la causa.

pulsocervecero_quilmes_mestanostra-e1567384273361.jpg
Quilmes  

Quilmes

Al respecto, Laura De Bona, gerente de marca Quilmes, dijo “como marca argentina y federal, con 130 años de historia en el país, tenemos la responsabilidad de estar presentes en este momento tan delicado que estamos atravesando todos los argentinos. En esta oportunidad, junto a Mesta Nostra y Los Vascos, nos sumamos reeditando “La Pinta de la Paz”, un regreso pensado para colaborar con las cervecerías artesanales”.

“La Pinta de la Paz” es una cerveza con cuerpo y aroma frutal, con tonos de lúpulo mapuche, cítrico y cedrón, que mezcla dos tipos de levaduras que fermentan a distintas temperaturas: Ale y Lager.

Para Yuri Werefkin, Maestro Cervecero de Mesta Nostra, el desafío con esta nueva versión 2020 y en formato lata 473 ml es doble: “por un lado, nos encanta que la gente a lo largo de todo el país pueda degustar en sus casas La Pinta de la Paz, un producto muy valorado por el consumidor el año pasado, que superó todas nuestras expectativas; y el poder ayudar a colegas y emprendedores a enlatar sus cervezas y colaborar para que continúen vendiendo y la rueda siga girando, es lo que nos da indicios verdaderos de que todo este proyecto con Quilmes valió la pena”.

TE PUEDE INTERESAR

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión