Sociedad
VIOLENCIA INSTITUCIONAL

El Puente Alsina ahora se llama Ezequiel Demonty en homenaje al joven asesinado por la Policía

A 20 años del caso de violencia institucional cometido en Nueva Pompeya, Vialidad Nacional descubrió el cartel con el nuevo nombre del puente.

A través de Vialidad Nacional, el Ministerio de Obras Públicas colocó y descubrió el cartel oficial que denomina “Puente Ezequiel Demonty” al ex Puente Nacional “José Félix Uriburu” en honor al joven asesinado por agentes de la Policía Federal en septiembre de 2002.

El hecho se enmarca en la Ley 27.050, que en diciembre de 2014 estableció rebautizar la plataforma que cruza el Riachuelo y une el barrio porteño de Nueva Pompeya con el partido bonaerense de Lanús, conocida popularmente como "Puente Alsina".

TE PUEDE INTERESAR

“Los familiares de víctimas de violencia institucional reclamamos este tipo de acciones por la visibilización, porque necesitamos que nuestros hijos permanezcan en la memoria de toda la sociedad para que nunca más pasen estos hechos”, dijo durante la ceremonia Dolly Sigampa, madre de Ezequiel.

“Vinimos a este lugar a cumplir con una asignatura pendiente del Estado nacional. Sabemos del recorrido de Dolly para construir la memoria de Ezequiel, que hoy estamos reivindicando, y para que no se repitan este tipo de crímenes amparados por la violencia institucional”, agregó por su parte Gustavo Arrieta, titular de Vialidad.

Autoridades de Vialidad Nacional junto a Dolly Sigampa y la diputada nacional Paula Penacca.JPG
Autoridades de Vialidad Nacional junto a Dolly Sigampa y la diputada nacional Paula Penacca

Autoridades de Vialidad Nacional junto a Dolly Sigampa y la diputada nacional Paula Penacca

El asesinato de Ezequiel

La madrugada del 14 de septiembre de 2002, Ezequiel (19) y sus amigos Claudio Maciel (14) y Julio Paz (18) fueron interceptados en una remisería del barrio Illia por patrulleros de la seccional 34ª de la Policía Federal.

Con la excusa del robo de una bicicleta por la zona, nueve oficiales obligaron a los jóvenes a tirarse al piso, los revisaron y los golpearon. Luego, los adolescentes fueron trasladados al Riachuelo, donde los obligaron a meterse a punta de pistola.

Claudio Maciel y Julio Paz lograron salir a la superficie, pero nunca pudieron reencontrarse con Ezequiel. Después de siete días de intensa búsqueda por las aguas del río, su cuerpo fue encontrado sin vida.

En 2004, tres de los nueve integrantes de la fuerza policial fueron condenados a prisión perpetua, mientras los restantes recibieron penas de entre tres y cinco años.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión