Rock Bonaerense
MÚSICA EN VIVO

El rock y su público: ¿cómo es tocar con protocolos?

¿Cómo se está desarrollando el regreso a los escenarios con público de las principales bandas de rock? Enterate en esta nota.

Cielo Razzo, Bandalos Chinos y Kapanga en La Plata, Ciro y Los Persas y Don Osvaldo en Córdoba y Sueño de Pescado en Capital Federal y Gran Buenos Aires. ¿Cómo les está yendo a los artistas del rock y a las productoras de eventos musicales en esta lenta pero concreta reactivación de la actividad con público?

Sueño de Pescado
Sueño de Pescado en su regreso a los shows en vivo y con público

Sueño de Pescado en su regreso a los shows en vivo y con público

Escuchar y ver música en vivo es una realidad. Luego de más de nueve meses de inactividad, los shows con público volvieron a ser una propuesta en los principales centros neurálgicos de Buenos Aires.

Te puede interesar

Por otro lado, algunos de los artistas más convocantes han decidido arrancar a tocar con público en la provincia de Córdoba. Tal es el caso de Ciro y Los Persas, que ya oficializó dos fechas (18 y 19 de febrero), en Plaza de la Música, como también el ex líder de Callejeros, Pato Fontanet, con Don Osvaldo ofrecerá ocho shows (los días 1, 2, 4, 5, 7, 9, 10 y 12 febrero) en el mismo evento cordobés.

Otra de las bandas que eligió esta provincia es la liderada por Piti Fernández. Las Pastillas del Abuelo realizaron dos funciones el Plaza de la Música, una a las 21 y otra a las 12 de la noche, el pasado 13 de enero. Además, la banda recorrió distintas localidades de Córdoba con su espectáculo, mientras los esperan en Mar del Plata el viernes 29 de enero, en el legendario boliche de la ciudad costera bonaerense, Gap.

En Gap tocaran también los quilmeños de Kapanga y RonDamon, banda de reggae local, este sábado 30 de enero, mientras que Nompalidece lo hará el 6 de febrero.

En la ciudad de La Plata, los rosarinos de Cielo Razzo vendrán a rockearla el sábado 30 de enero, en el Teatro Sala Opera, como ya lo hicieron los liderados por el Mono Fabio, y Louta. Además, en este recinto tocará Bandalos Chinos, iniciando en esta ciudad su gira veraniega que continuará en Rosario, Santa Fe, Córdoba y Capital Federal.

La banda platense que arrancó a tocar con todo es Sueño de Pescado. Ellos darán este sábado un acústico en San Miguel y anunciaron una nueva fecha, a banda completa, en el Anfiteatro Parque Centenario de Capital Federal.

Otra banda platense de rock que arrancó con los recitales es La Cumparsita. La banda de Emiliano “Fino” Santillán tocó con localidades agotadas durante cinco días cuando los permisos estaban recién otorgados y nadie tenía bien en claro cómo se iba a comportar el público “cumparsero”, quienes, acostumbrado a agitar banderas y hacer “pogo”, ahora tenían que mantenerse sentados, con distancia social y barbijos durante los conciertos que se realizaron en el Teatro Metro.

La realidad es que en la mayoría de los casos las entradas se agotan en un mismo día por tratarse de eventos con capacidad reducida y limitada. De hecho, es tanto el control de la gente que ingresa, que en algunos teatros no se acreditan fotógrafos ni medios de comunicación especializados para que puedan realizar sus clásicas coberturas. Las bandas solo cuentan con un remanente de entradas de “cortesía” y estos deben asistir sin equipo de trabajo y mantenerse sentados, respetando los protocolos.

Los recintos se llenan hasta un 30 por ciento de su capacidad y se debe ingresar luego de colocarse alcohol en las manos y de tomarse la temperatura. El barbijo es obligatorio durante todo el espectáculo, salvo que se trate de un lugar en el que se pueda comer y tomar. En ese caso, si la persona se levanta para ir al baño o retirarse del lugar, debe llevarlo puesto.

Una de las grandes bandas de rock que no tiene planeado su regreso en medio de esta “nueva normalidad”, es Guasones. Los liderados por Facundo Soto no realizarán ningún tipo de aparición pública, así como tampoco ofrecerán shows por streaming. Solo regresaran al toque en vivo cuando las condiciones vuelvan a ser las de antes.

Sueño de Pescado es una de las bandas que más feedback mantiene con su público: “El Cardumen”, como se autodenominan. La banda platense encabezada por Manuel Rodríguez y Juan Manuel Calabró, ofreció el 14 de noviembre de 2020 un streaming para fortalecer esa relación y festejar su aniversario número siete.

Pero con la apertura de los teatros y salas, Sueño de Pescado volvió inmediatamente a los escenarios, con su gente. “El ida y vuelta que se genera entre una banda y el público es una sensación difícil de trasmitir”, afirma Marcelo Melo, manager de la banda. “Después de un año muy complicado, poder volver al vivo fue una recarga de energía muy importante.”

Sueño de Pescado anunció para el 16 de enero una doble función (18.30 y 22hs), en San Justo, provincia de Buenos Aires. Fue en el teatro Woodstock, con mesas y sillas y todos los protocolos obligatorios. “Siempre fue difícil en lo económico para las bandas de rock. Y ahora con los protocolos, que son muy necesarios, y la reducción de capacidad se hace muy difícil poder subsistir. Había que arrancar de alguna manera y se arrancó, pero creo que debe haber puntos para revisar”, reflexiona.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCKfCsbIln9o%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAAiEJBxpX4Lf5x6r4bZAPehuRKZCWA3sR3l1YO2ZAh4iRRY87R8eAfgapSz2ltaPnZC1N58DGJA4BalnDiiR4ZBP6de0rwcuawPegoGT7UFeMRoc6e3VLFc63jSDmuCUz02mUDoQjsVI90UE9yPIZD

La banda platense siguió anunciando fechas. Este fin de semana dará un show acústico (“Choque de Trenes”, solamente el cantante y el guitarrista), y el 3 de febrero en Capital Federal, con la banda completa. “Es un punto incierto el futuro para nosotros. No se sabe que es lo que puede llegar a pasar con la segunda ola de contagios del virus a nivel nacional. Por lo pronto espero que todos podamos respetar las recomendaciones un poco más y así poder generar espacio para poder trabajar”, afirmó el manager, a este portal.

Lo cierto es que los amantes del rock and roll están muy alejados de poder introducirse libremente adentro de algún “pogo”. Pero al menos los artistas tienen vía libre para tocar en vivo con público a la vista que, sentado con bocas y narices tapadas, cantan tan fuerte que ningún barbijo los pudo silenciar.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión