Política y Economía
TRAS LA INVERSION POR $70.000 MILLONES

Pablo López destacó las medidas tomadas por la Provincia

El Ministro de Hacienda, mano a mano con INFOCIELO. Explicó de dónde salen los fondos para las medidas tomadas por la Provincia y la situación de la deuda.

La segunda ola de coronavirus llegó a la Provincia con fuerza de tsunami, según las propias palabras del gobernador bonaerense Axel Kicillof, y obligó a implementar restricciones para evitar el colapso sanitario que nuevamente golpean tanto a los sectores sociales más vulnerables, como a sectores productivos que se ven limitados o imposibilitados a realizar sus actividades.

En ese contexto, y con el aval del Ministerio de Hacienda, el gobernador Axel Kicillof anunció un paquete de medidas económicas por $70.000 millones. INFOCIELO habló con el ministro de Hacienda de la Provincia, Pablo López, quien destacó el esfuerzo realizado por la Provincia, detalló de dónde salen los fondos para afrontar estas nuevas inversiones, aseguró que no compromete ninguno de los planes en marcha y se refirió a la renegociación de la deuda que su cartera mantiene con los acreedores.

TE PUEDE INTERESAR

El viernes el Gobernador anunció un paquete de medidas económicas por la segunda ola de coronavirus, ¿Cuál considera que es la más importante?

Es difícil hablar de una medida específica. Me parece que lo importante acá es que, como anunció el Gobernador, dada la situación que se está viviendo, que es una situación compleja y obviamente excepcional. Estamos en plena segunda ola de la pandemia. Es necesario validar la situación que están viviendo muchos bonaerenses y por eso es que se tomó la decisión de reforzar la inversión en los programas sociales que tiene la Provincia de manera importante, incrementando en un 50% el presupuesto del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad en estos programas. Eso por un lado, medidas que tienen que ver con reforzar los programas sociales.

Y por otro lado, medidas para apuntalar a sectores productivos que obviamente se ven afectados por esta situación de pandemia. Y ahí es donde vienen las medidas que tienen que ver con, por un lado las moratorias que está poniendo a disposición ARBA, por otro lado los créditos del Banco Provincia, que son importantes para el sector de las pequeñas y medianas empresas; y también el programa Preservar Trabajo, del Ministerio de Trabajo, que también la idea es ampliarlo para que pueda llegar a más sectores y actividades que puedan estar sufriendo producto de esta situación.

Teniendo en cuenta que es un contexto y un horizonte distinto con la campaña de vacunación, ¿Hay un enfoque distinto a lo que fue el año pasado, o es el mismo?

No, la verdad es que hay una continuidad. Nosotros durante el año pasado estuvimos permanentemente ocupados y preocupados por la situación económica y la situación social producto de la crisis. Recordemos que la economía de la provincia de Buenos Aires, así como la economía Argentina, ya venía de dos años de recesión previo a la situación que se vivió en 2020. 2018 y 2019 fueron años de crisis, de recesión. Por eso incluso, si uno rastrea las medidas que fuimos aplicando, ya desde antes del estallido de la pandemia comenzamos a tomar medidas impositivas, también crediticias. Pero esas medidas se fueron intensificando a lo largo de los meses cuando obviamente empezaron a verse las consecuencias y los efectos de la pandemia.

En ese sentido, para dar un ejemplo, el año pasado reforzamos el programa del SAE, Servicio Alimentario Escolar. Nosotros empezamos el 2020 con un presupuesto que estimábamos para el año de aproximadamente $15.000 millones y terminamos con una ejecución de más de $25.000 millones. O sea, hubo una ampliación del programa y hubo que reformularlo: la limitación de las escuelas en un contexto de no presencialidad se transformó en un bolsón de comida, que abarcaba más comida para los beneficiarios del programa. En esa misma línea, hoy estamos volviendo a ampliar este programa de Servicio Alimentario Escolar incrementando los cupos para llegar a más de 2.000.000 de niños y niñas de la provincia de Buenos Aires, porque creemos que es importante atender la situación social que no es fácil, está complicada.

Hay una parte de los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires que están en una situación de vulnerabilidad y desde el Estado, como Estado Provincial, nos tenemos que hacer cargo de eso y estar al frente de esa situación y en todo lo que se pueda paliarla para que los bonaerenses y las bonaerenses no sufran, obviamente, en este contexto tan complejo.

Servicio Alimentario 2.jpg
Durante la primera ola de la pandemia de Coronavirus, el Servicio Alimentario Escolar alcanzó a 1.7 millones de niños y niñas. Este año se sumarán 300.000 cupos.

Durante la primera ola de la pandemia de Coronavirus, el Servicio Alimentario Escolar alcanzó a 1.7 millones de niños y niñas. Este año se sumarán 300.000 cupos.

¿De dónde salen los fondos? En este caso son $70.000 millones, ¿Son redireccionamientos del Presupuesto que tenían aprobado o van a tomar deuda, emitir bonos?

Sí, en primer lugar una aclaración: los $70.000 millones es una inversión conjunta entre la provincia de Buenos Aires y el Banco Provincia, que pone a disposición diferentes programas crediticios y que obviamente también involucra una importante inversión del Banco.

Pero como vos decís, también obviamente desde el Gobierno Provincial estamos realizando una importante inversión, que ya lo decía el Gobernador, esta es una situación excepcional. Es un gasto que obviamente no estaba previsto, por más que podía pensarse que íbamos a tener que enfrentar otro año complicado en términos de la continuidad de la pandemia de alguna manera, de la segunda ola que se empezó a ver en algunos países desde hace algunos meses. Obviamente es una situación totalmente imprevista, por decirlo de alguna manera, lo que se está viviendo; estos dos años, o año y algunos meses que vivimos de pandemia.

Efectivamente estamos, por un lado, redireccionando gastos. Todo el tiempo estamos haciendo un monitoreo del presupuesto para utilizar los recursos, el gasto y hacer las inversiones de la forma más eficiente posible. También hemos visto los primeros meses del año, producto de la incipiente recuperación que se viene dando en la Provincia, especialmente por algunos sectores específicos, un buen desempeño de la recaudación tanto provincial como nacional, de la cual la Provincia recibe una parte por coparticipación. Eso nos permite también poder realizar estas previsiones presupuestarias para estas inversiones que creemos que son tan necesarias. Y también tenemos, obviamente, un plan de financiamiento que llegado al caso podemos utilizar con endeudamiento en el mercado, de una manera responsable como venimos realizando hasta ahora, si es que la situación lo requiere y lo amerita.

Recién hablaba del esfuerzo que hace la Provincia en esta situación extraordinaria. ¿Qué significa este nuevo esfuerzo? ¿Limita alguno de los planes que ya estaban en marcha, como Escuelas a la Obra, u otros que se iban a poner en marcha? ¿Frena alguno de los planes de infraestructura, o se mantienen y los fondos salen de otros presupuestos?

No, la idea es no frenar ningún gasto sobre todo en infraestructura de los que venimos realizando. Son inversiones importantísimas, tanto la de Escuelas a la Obra que tiene que ver con poder hacer inversiones en todas las escuelas de la provincia de Buenos Aires, sobre todo las que en mayor medida requieren mejoras y que las aulas estén a punto. La idea no es frenar el ritmo de ejecución de estas obras. Tampoco del Plan de Infraestructura general que está llevando el Ministerio de Obras Públicas de la Provincia, que es un plan muy importante que tenemos por delante para este año. Involucra obras viales, involucra un plan de viviendas muy importante, y también obras hidráulicas que son muy significativas para la Provincia.

Todo esto habla de los enormes déficit que venía arrastrando la Provincia, que tiene que ver con cuestiones tan esenciales como el estado de las escuelas, o el estado de las rutas. Con lo cual no es la idea en absoluto frenar este tipo de ejecución, sino seguir llevándolas adelante; y al mismo tiempo, hacer un esfuerzo grande para poder ampliar el presupuesto en todo lo que tiene que ver con los programas sociales y también con los programas de apoyo a la producción.

Como dije recién, creemos que en función de los recursos con los que cuenta la Provincia podemos llevar adelante este tipo de esfuerzos. Y también hay una decisión muy clara del gobernador Axel Kicillof de poner al Estado al frente de el apoyo a todos los sectores de la provincia de Buenos Aires, los sectores sociales más vulnerables y los sectores productivos más vulnerables. Desde nuestra cartera, el Ministerio de Hacienda, estamos haciendo todos los esfuerzos a nuestro alcance para poder llevar adelante todos los programas y poder mejorar la calidad de vida de los y las bonaerenses.

Todo esto se da en un contexto donde Buenos Aires está renegociando su deuda. ¿Afecta toda la situación de la pandemia las condiciones que pueda llegar a ofrecer la Provincia?

Bueno, ya lo venimos diciendo desde que iniciamos el proceso de reestructuración. La verdad es que el proceso se inicia justamente porque la Provincia ya se encontraba en una situación de imposibilidad frente al perfil de vencimientos que heredamos de la gestión anterior. La gestión anterior realizó una gran cantidad de endeudamiento en moneda extranjera con acreedores privados, con una particularidad. No sólo la de la moneda extranjera, sino también con vencimientos de muy corto plazo. Se acumulaban una gran cantidad de vencimientos, cerca de U$D 5.000 millones de deuda en tres o cuatro años. Esa situación no era posible de afrontar para la Provincia, como dije recién, antes del estallido de la pandemia. Cuando estalla la pandemia obviamente que la situación se vuelve más compleja, y ahí fue que nosotros lanzamos una oferta allá por abril del año pasado en un contexto extremadamente complejo, de fuerte caída de la recaudación producto del inicio de la pandemia.

Nosotros desde entonces que venimos dialogando con los acreedores y venimos trabajando. Tenemos el compromiso de encontrar una solución, de buscar una solución consensuada a este problema. Hace poco hemos publicado términos indicativos de lo que podía ser una mejora en la oferta y lo que dijimos fue que el contexto para hacer esa posible mejora en la oferta tenía que ver con un contexto distinto de incipiente recuperación que estaba viviendo la Provincia, que viene viviendo la Provincia desde los últimos meses. En ese sentido, creemos que la Provincia puede hacer un esfuerzo para mejorar los términos de la propuesta para los acreedores. Pero tiene que quedar claro que esto siempre es en el marco de un alivio importante que necesita la Provincia, sobre todo en el corto plazo.

En el corto plazo seguimos manteniendo la necesidad de un importante alivio en los vencimientos de deuda, porque la Provincia necesita espacio, aire, para poder llevar adelante los programas que te vengo comentando. Las obras en infraestructura, la inversión en capital que necesita la Provincia, que en los últimos años sufrió una importante descapitalización. Es necesario revertir ese proceso. Hay una situación compleja, como dije antes, muy acuciante de ambos sectores de la población de la Provincia, y el Estado tiene que ponerse al frente. Lo estamos haciendo desde el año pasado, como lo marca siempre el Gobernador. En ese sentido es que estamos trabajando en propuestas con los acreedores, pero cualquier propuesta que hagamos siempre estamos hablando de un alivio importante en el corto plazo y de una solución que sea compatible con todas estas necesidades que tiene la Provincia y que te venía comentando.

Axel Kicillof y Pablo López
El gobernador Kicillof y el ministro López llevan adelante la reestructuración de la deuda. "Necesitamos aire", reconoció López a INFOCIELO.

El gobernador Kicillof y el ministro López llevan adelante la reestructuración de la deuda. "Necesitamos aire", reconoció López a INFOCIELO.

En el marco de esta necesidad de un alivio en el corto plazo comenzó una nueva ronda de consulta. Entiendo que hay confidencialidad, pero ¿Qué se puede decir por fuera de eso? ¿Hay optimismo en llegar a un acuerdo? ¿Cómo vienen las charlas?

Lo que puedo decir es que nosotros el lunes de la semana pasada publicamos una nueva extensión al plazo e indicamos que íbamos a estar convocando a los acreedores a una nueva ronda de consulta. Entendemos que es tiempo de avanzar hacia una solución de esta situación. Es importante para nosotros encontrar un consenso. Como vos decías, estamos llevando adelante ahora ese proceso en un diálogo restringido y confidencial del que no puedo decir nada más.

Lo que sí puedo decir es que estamos absolutamente comprometidos en encontrar una solución y estamos buscando flexibilidad dentro de nuestro marco de sostenibilidad, como decía antes, para lograr esta solución. Esperemos del otro lado encontrar también esa misma actitud de flexibilidad para que efectivamente se pueda llegar a una solución.

En los últimos días hubo un conflicto hacia el interior del Gobierno respecto al aumento de las tarifas eléctricas. ¿Cuál es su postura respecto a lo tarifario?

Me parece que la cuestión es entender que es un problema que en parte se heredó. Está asociado también a la política tarifaria que llevó adelante el Gobierno de Macri y de Vidal, con aumentos enormes, con incrementos de hasta en algunos casos de 3000% en las tarifas. Y acá hay una cuestión que es fundamental, que es que no se vieron reflejados en inversiones por parte de las empresas. Con lo cual lo que hay que lograr es que sea un esquema razonable, dentro de un cuadro tarifario razonable, que sea pagable por la población. Más que nada por la población que está en condiciones de vulnerabilidad.

Hoy la situación del conurbano bonaerense es compleja, estamos en un contexto de pandemia, estamos en un contexto donde la pandemia en sí genera restricciones a la circulación, que va más allá de las medidas que se tomen. Eso obviamente pone un límite a las medidas económicas. Para que te des una idea nosotros, como decía hace un rato, venimos viendo una recuperación en la actividad económica en el último trimestre del año pasado. Ahora, esa recuperación también tiene un límite que tiene que ver con algunas actividades que dependen más de la circulación, de las aglomeraciones de gente. Esto es independiente de las medidas que se tomen.

Está el virus. La pandemia en sí impone ciertas cuestiones que le ponen un límite a la actividad económica. Con lo cual es un contexto obviamente económico complejo, social complejo y eso requiere tomar medidas con mucho cuidado.

En ese sentido nosotros en lo que es la tarifa energética hemos tomado medidas hace tiempo, que tiene que ver con un aumento moderado, muy moderado, de la tarifa energética: el 7%. Un número de un dígito es algo que está dentro de los marcos que son razonables. Y creo que ese camino también es el que adoptó el Gobierno Nacional y va en línea con cuidar el bolsillo y generar tarifas que sean pagables. Eso tiene que ir de la mano también con un diálogo con las empresas, buscar que haya más inversiones en el sector que son muy importantes para la economía general de la Argentina, y en particular para la provincia de Buenos Aires.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión