Política y Economía
LA OPINIÓN DE EXPERTOS

Deuda bonaerense: Cómo impacta la prórroga del canje en las arcas de la Provincia

La Provincia volvió a extender el período para reestructurar los bonos bajo legislación extranjera por 7.150 millones de dólares.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires extendió por novena vez el plazo del canje de deuda bajo legislación extranjera, lanzado en abril último, por el que la administración de Axel Kicillof busca reestructurar bonos por 7.150 millones de dólares. El nuevo plazo es el 4 de diciembre próximo.

Según informó el gobierno bonaerense, la decisión de prórroga se tomó luego de que los tenedores de títulos de la provincia de Buenos Aires contrataran a un nuevo estudio de asesores legales y financieros de Estados Unidos.

TE PUEDE INTERESAR

Ante la novedad, desde el gobierno provincial se instó “a los acreedores que aún no han aceptado la propuesta y a sus asesores a retomar las conversaciones de buena fe que permitan arribar a una solución constructiva”.

En este marco, el economista Juan Valeri, en dialogo con INFOCIELO, consideró que “la nueva extensión de los plazos para adhesión al canje de deuda de la Provincia tiene que ver, evidentemente, con no haber alcanzado una adhesión suficiente para considerarlo, entre comillas, exitoso”.

Fue entonces cuando trazó un paralelismo con el canje nacional que encaró el ministerio de Economía a cargo de Martín Guzmán, del que fue muy crítico “porque se ha considerado exitosa una adhesión altísima del noventa y pico por ciento, cuando en realidad, desde el punto de vista del deudor, “exitoso” quiere decir haber acomodado la deuda a algo pagable y no es lo que se hizo en el caso nacional que claramente va a necesitar una renegociación futura dentro de 3, 4, 5 años porque es impagable la forma en que se acordó porque la quita del capital fue prácticamente nula”.

Kicillof.jpg
Kicillof extendió otra vez el canje de deuda de la Provincia que para algunos economistas ya es

Kicillof extendió otra vez el canje de deuda de la Provincia que para algunos economistas ya es "una piedra en el zapato"

En el caso de la Provincia, para Valeri se siguen los lineamientos del canje de deuda nacional, pero “evidentemente los acreedores no están dispuestos a dar tanto plazo y tanta baja de tasas entonces no se logra la adhesión suficiente, en el caso de la nación la negociación fue diferente porque incluye componentes no tan financieros y geopolíticos”.

En los casi siete meses de negociación, el gobierno bonaerense no realizó mejoras en su propuesta original, sin embargo son optimistas basados en la voluntad de llegar a un acuerdo. Un acuerdo que será clave para el futuro de la renegociación que encaren otras provincias con bonos a reestructurar, por cerca de unos 12.000 millones de dólares en total.

En este punto en particular, Pablo Bolino, economista de LUZ Consulting, declaró a INFOCIELO: “Con la deuda nacional arreglada, la discusión ahora es entre las provincias. Buenos Aires, como es una provincia muy importante va a marcar los parámetros con respecto a cómo son las negociaciones con el resto de las provincias, porque si no llega a cerrar como está pasando ahora, va a condicionar el resto de los cierres con los bonistas del resto de las provincias que, obviamente, depende de las características particulares de cada uno”.

La Provincia busca que los acreedores canjeen 10 bonos por seis nuevos títulos, con un período de gracia de tres años, recorte del 55% en intereses y del 7% en capital. Además, apunta a extender la vida promedio de los bonos desde 4 años actuales a 13 años, a fin de lograr un ahorro de los servicios de deuda de 5.000 millones de dólares para los próximos años.

Es una negociación mucho más centrada en cuestiones financieras y que no tienen tanta interferencia de lo geopolítico o de otras promesas, y evidentemente no se está pudiendo llegar a un acuerdo, porque si no se tiene que declarar el default”, opinó para este portal el economista Valeri y concluyó que “que cada extensión de plazos implica que la Provincia no cede en sus ofertas, lo cual me parece muy razonable, porque tiene muchas dificultades para sostener sus finanzas normalmente y mucho más para paga su deuda que se ha contraído y dolarizado muy fuertemente durante la gestión anterior”.

El desafío

Para el titular de Luz consulting, el “gran desafío” que tiene la Provincia es “destrabar” la situación de deuda, para encarar “todos los planes ambiciosos con respecto a la obra pública, el incremento gasto público en sectores particulares, o la ayuda del Banco Provincia a ciertos sectores que se va a ver mermada por esta situación con respecto a cómo se va a financiar de acá hacia adelante, es un gran signo de pregunta”.

Poder cerrar el acuerdo con bonistas el 4 de diciembre “va a permitir es poder generar trazabilidad o tranquilidad a toda la gestión de la Provincia”, opinó Bolino y agregó: “Es decir, el costo financiero de la Provincia, va a estar atado al resto de la economía. Si tiene un costo de interés elevado, lo que va a generar con eso va a ser que financiar en la provincia sea caro o que saquen recursos para otro destino”.

En efecto, considera que hasta que no se subsane, la deuda heredada será una “piedra en el zapato para toda la gestión”, porque a la provincia se le cerrarán muchas posibilidades de financiamiento “donde hoy de lo único que depende es de los ingresos de la provincia que están alicaídos por la situación pandémica”.

En consecuencia, la prórroga del canje de deuda, refleja, para los economistas consultados, un impacto en la economía ya golpeada porque “produce que haya menos recursos destinados a las cuestiones que deberían ser”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión