Política y Economía
PERFIL

Quién es Julio Alak, elegido por Kicillof para Justicia

El ex intendente de La Plata, Julio Alak, es el elegido por Kicillof para manejar las cárceles y las relaciones con la Justicia. Su biografía y trayectoria.

Dentro de un plantel de jóvenes con perfil técnico y relación escasa con la provincia de Buenos Aires, Julio Alak, futuro Ministro de Justicia, aparece como una de las caras más conocidas del Gabinete que presenta el gobernador Axel Kicillof.

Alak tiene 63 años, nació en Benito Juárez, pero arrancó su carrera política en La Plata, ciudad que gobernó durante 16 años, hasta 2007. Desde entonces ocupó lugares claves dentro de la administración de Cristina Kirchner y cultivó un perfil subterráneo. Presidió Aerolíneas Argentinas durante un año y recaló luego al frente del Ministerio de Justicia de la Nación, donde permaneció hasta diciembre de 2015.

TE PUEDE INTERESAR

La postulación de Alak sorprendió a propios y extraños, ya que todas las fichas estaban puestas en Juan Martín Mena, abogado con larga trayectoria dentro del Ministerio de Justicia que se encumbró como número dos de la AFI, la reformulación de la SIDE que propició Cristina Kirchner en el epílogo de su mandato.

Kicillof necesitará a un político con habilidades, porque el Ministerio de Justicia es tierra arrasada. Debe manejar las cárceles bonaerenses, donde se alojan más de 42 mil internos a pesar de que las plazas disponibles no alcanzan las 22 mil, y se superponen denuncias por hacinamiento, torturas y muerte.

Pero también para manejar las relaciones con los ministros de la Suprema Corte, que adquirieron un vuelo político propio a partir de sus disputas frente a María Eugenia Vidal, a quien le exigieron que dote de autonomía presupuestaria, mayores fondos y obras. De la Corte para abajo, se encuentra con un panorama político inestable, generado a partir de las denuncias sobre presiones del Poder Ejecutivo sobre el Judicial para obtener fallos a medida.

Los jueces apuntan en ese sentido a la figura del Procurador Julio Conte Grand, exfuncionario de María Eugenia Vidal, que, desde la jefatura de los fiscales, tiene un rol clave para acelerar o frenar causas. Conte Grand tiene un cargo vitalicio y pocas ganas de renunciar cuando se vaya Vidal, a pesar de las recomendaciones de la oposición. También será clave el rol de Alak si se confirma la intención del nuevo Gobierno de promover la renovación de la integración de la Suprema Corte Bonaerense.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión