Sociedad
Desde Darse Cuenta

Denuncian una deuda de IOMA que deja adictos en recuperación "a la deriva"

Desde la ONG Darse Cuenta denuncian a la obra social provincial por “poner en jaque” la recuperación de casi un centenar de adictos. Aseguran que hay una deuda de más de 7 meses y advierten por una inminente movilización en protesta.

Una grave denuncia de una ONG que trabaja con pacientes adictos en recuperación recae sobre el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) cuando el conflicto que mantuvo la obra social provincial con la Agremiación Médica Platense finalmente parece haber llegado a una etapa de diálogo.

Según denunciaron desde la comunidad terapéutica Darse Cuenta, una deuda de entre 7 y 9 meses en la cobertura de los pacientes pone en jaque a la institución y la recuperación de casi un centenar de personas que pelean día a día contra las adicciones.  

TE PUEDE INTERESAR

En diálogo con INFOCIELO, detallaron que se trata de la cobertura de cerca de 85 pacientes -alrededor del 40% del total de residentes-que en muchos casos llegaron a la comunidad hace 9 meses y desde entonces están en tratamiento, “sin que la institución haya recibido un peso de parte de la obra social”.

“No da para más. Es angustiante”, aseguraron desde el Centro de Rehabilitación para el drogadependiente y el alcoholista, y señalaron que ya no saben qué hacer para que IOMA “cumpla con su rol de obra social, responda a la necesidad de sus afiliados y por consecuencia a la de la institución que le brinda tratamiento para poder salir de las adicciones”.

De los 200 residentes de las tres comunidades terapéuticas que tiene la ONG en la capital bonaerense, casi todos llegan con obra social: son muy pocos los que pagan el tratamiento de forma particular.

La Asociación Civil que brinda asistencia en materia de adicciones desde hace 24 años, atraviesa por estas horas una situación desesperante, ya que la deuda que mantiene la obra social hace peligrar además los salarios de todo el personal, que incluye empleados administrativos, personas de salud, psicólogos, psiquiatras, médicos clínicos y operadores psicoterapeúticos, entre otros; que se suman a los gastos que la institución tiene para alimentar y darles elementos de higiene y servicio de luz, gas y agua a todos los pacientes.

“Es una falta de respeto, ponen en riesgo la estabilidad de la institución, pero también la vida de los afiliados”, expresó el director Hernán Ruiz.

Finalmente, ante la falta de respuesta de la obra social, la comunidad del centro de rehabilitación baraja por estas horas la posibilidad de realizar una movilización hacia la sede de IOMA. “Nos frena la situación de pandemia”, aseguraron, aunque prevén que buscarán la forma de visibilizar el reclamo y recordaron que “un adicto en la calle, sin tratamiento, es una vida al borde del precipicio”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión