Rock Bonaerense
COSTANERA SUR – BUENOS AIRES

Primavera Sound en Argentina: así cerró anoche el festival

Ayer finalizó bajo la lluvia un festival ansiado por los amantes de la música en vivo: Primavera Sound Buenos Aires. Todos los detalles, en esta nota

Se dio por concluido el Primavera Soud Bueno Aires, con varios contratiempos por cuestiones meteorológicas pero con un resultado final positivo en cuanto al buen gusto del line up que eligieron los organizadores para esta primera edición argenta.

Primavera Sound
Primavera Sound: Arctic Monkeys en escena en el día del cierre del festival.

Primavera Sound: Arctic Monkeys en escena en el día del cierre del festival.

El Primavera Sound Buenos Aires tuvo varias instancias, ya que se trata de un evento diferente a todo lo conocido hasta hoy. Su primer día, Road to Primavera, fue en Costanera Sur y con una inigualable emoción generada por los shows de Jack White, The Pixies y Cat Power, entre otros. Fue el viernes 14 de octubre y continuó recién en noviembre.

Te puede interesar

El miércoles 9 arrancó propiamente dicho el festival con la presentación de Feli Colina, Javier Mena, Julieta Venegas y Björk pero ese fue solo el principio ya que el sábado 12 se subieron a los distintos escenarios Travis Scott, Charli Xcx, Mitski, Miranda! y Hernán Cattáneo, entre otros.

Pero ayer, domingo 13 llegó el ansiando final: los Arctic Monkeys serían el plato fuerte del día para los rockeros bonaerenses. Aunque no solo nativos integraban el público asistente del festival, ya que se percibían acentos de varios puntos del mundo, entre ellos brasileros y venezolanos.

La tormenta perfecta

Transitando aproximadamente las tres de la tarde del domingo, inundaban las redes sociales oficiales del festival (nacido en Barcelona, y que pisó Argentina por primera vez) las publicaciones que daban cuenta de algunas importante modificaciones en los horarios del line up.

Se adelantaron de tal manera que la banda más esperada, los Arctic Monkeys, había pasado de las 23 a las 19.10, una decisión pura y exclusivamente sujeta a los avatares climatológicos que amenazaban con arruinar el cierre del Primavera Sound.

Las primeras gotas comenzaron a percibirse mientras arriba del escenario se encontraba, enfundada en un conjunto en degradé, Juana Molina, ya sin sus hermanas pero con un despliegue tan simple y complejo a la vez que muchos en el predio de Costanera Sur afirmaban que la artista podía comenzar a denominarse “nuestra Bjork”, con todo lo que eso representa.

Esta insipiente caída de agua, salvadora después de las altas temperaturas y la extrema humedad que se vivieron en gran parte del territorio bonaerense, dejaba expuesta que de poco serviría la idea de que el público pudiese ver a los actos más convocantes (Lorde era el otro, además de la banda de Alex Turner) del día, sin tener que mojarse.

Primavera Sound
Primavera Sound: El festival terminó antes de lo previsto por las pésimas condiciones climatologías.

Primavera Sound: El festival terminó antes de lo previsto por las pésimas condiciones climatologías.

Arctic Monkeys, con interrupciones pero siempre potentes y majestuosos

A poco de arrancar el set de los británicos, la garúa se convirtió en lluvia y después en chaparrón constante, hasta entrada la madrugada.

Los Monkeys iniciaron con “Sculptures of Anything Goes”, canción incluida en su último disco, The Car. Pero enseguida comenzaron los inconvenientes, debido al fervor del público argentino. “Tranquilícense, relájense. Si alguien al lado suyo se cae, por favor levántenlo”, le dijo el cantante Alex Turner a la multitud en medio de “Brianstorm”, poco después de interrumpir el segundo tema de la lista.

Poco antes de finalizar “Snap Out of It”, Turner volvió a interrumpir el show, por cuarta vez, y salieron de escena por cinco minutos, hasta que los ánimos se aplacasen un poco.

Al retornar, y si se compara el orden de los temas de Capital Federal con el de Santiago de Chile dos días atrás, claramente los monitos privilegiaron las canciones más lentas de su repertorio, amén de reducir la cantidad de temas que tocaron (veintiuno del otro lado de los Andes versus quince acá).

“Potion Approaching” actuó como bisagra, y a partir de allí todo fue maravilloso. El grupo se relajó un poco más, Matt Helders comenzó a hacer de las suyas desde la batería y Turner sedujo cada vez más con su jopo “a la lluvia”, su particular manejo del micrófono y su voz que por momentos remonta a un Scott Walker de las primeras épocas.

“I Bet You Look Good on the Dancefloor”, “Body Paint” (del último disco y que ya pinta para ser uno de sus mejores temas) y “505” marcaron el final de un concierto raro, que sin dudas hubiese sido mejor para músicos y fanáticos si la lluvia no se colaba y si las interrupciones no hubiesen pisado el escenario mayor.

Además, rápidamente en redes sociales que unifican a los grupos de seguidores acérrimos de esta y otras bandas (como cuando tocaron los Foo Fighters este año en el Lollapalooza) se reavivaron las discusiones que exhiben que es mejor que vengan al país para ofrecer un concierto propio, porque las ganas con las que los esperan es mucha y estos conciertos no colman las expectativas totales de ese público de rock tan exigente.

primaverasoundbuenosaires_1668453167972907.jpg

Interpol, dueños de un rock elegante y del mejor pogo de la tarde

El paso de los neoyorquinos por el Primavera Sound Buenos Aires estuvo marcado por un set cargado a los grandes éxitos de su catálogo y un despliegue más correcto que electrizante, condimentado por unos nubarrones que anticiparon la lluvia que caería durante el show de los Arctic Monkeys, justo enfrente.

Fue el escenario Samsung el que los albergó y en el que más allá de la valla se vería en pantalla grande el mejor pogo del festival.

En una presentación prolija, elegante y con sonido diez, que además de preparar al público para lo que se venía en el escenario Flow, estos cinco señores de lentes oscuros se llevaron de esta presentación porteña algunos fanáticos nuevos.

Santiago Motorizado y el tesoro que guarda en su voz

Nada más lindo que esperar la lluvia escuchando a Santiago Motorizado, y así fue. Uno de los artistas más convocante del domingo fue sin dudas el cantante de la banda local El Mató. Su lista estuvo cargada de covers de bandas indie y hasta de un tango, pero el cierre fue para “El tesoro”, ese éxito replicado alrededor del mundo por otros artistas y que contiene la cantidad justa de todo lo que necesita un hit.

Si hay que resaltar algo de su presentación es que en cada presentación canta mejor, porque aunque suene trillado, Santi es cada día más imponente frente al micrófono.

Las bandas que no pudieron tocar

Terno Rei, Boy Harsher , Beach House y Japanese Breakfast quedaron fuera de la grilla del Primavera Sound Buenos Aires, ya que a las 21:47 la organización del evento lanzó en las pantallas un aviso de último momento: “Debido a las condiciones meteorológicas existentes damos por finalizado el festival”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión