Política y Economía Sociedad La Plata
2 DÍAS SIN SERVICIO

Tren Roca La Plata-Constitución: La mentira del protocolo antipiquete

"Fingiendo demencia": los cortes de vías por 48 horas en el Tren Roca exponen la falta de aplicación del "protocolo antipiquete". Silencio mediático y oficial

La inacción frente a los cortes de vías de esta semana en los ramales Constitución-La Plata y Constitución-Bosques del Tren Roca, revela una desconexión entre promesas y realidad, o una 'puesta en escena marketinera' del gobierno libertario, que ya quedó en el olvido.

En diciembre de 2023, Argentina fue testigo de la implementación de un protocolo antipiquete promovido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, bajo la administración de Javier Milei.

TE PUEDE INTERESAR

Este "protocolo", que se presentó como una solución definitiva a los cortes de calles y rutas, prometía una Argentina donde la libre circulación no sería interrumpida por protestas sociales.

Sin embargo, los recientes acontecimientos en la estación Wilde del Tren Roca sugieren una realidad muy diferente.

USUARIOS DEL TREN ROCA, CAUTIVOS

Vecinos de la localidad bonaerense Wilde del partido de Avellaneda, afectados por la falta de suministro eléctrico tras un temporal, recurrieron al corte de vías como medida de protesta, limitando significativamente el servicio del ramal La Plata y Bosques vía Quilmes desde Constitución.

f653c8eda49b675caa8b7c1c329a7143.mp4

Los cortes en las vías del Tren Roca ramal La Plata y Bosques, a la altura de Wilde, dejaron claro que el "protocolo antipiquete" fue solo una movida marketinera del gobierno de Javier Milei y Patricia Bullrich

Esta acción directa de los ciudadanos, aunque comprensible desde la desesperación por la falta de servicios básicos, entra en conflicto directo con el espíritu de aquel promocionado "protocolo antipiquete".

Lo que resulta particularmente llamativo es el silencio que rodea a estos cortes.

Ni el gobierno nacional ni los medios de comunicación corporativos han hecho mención del protocolo antipiquete en relación con estos eventos.

Este silencio es ensordecedor, especialmente considerando la fanfarria con la que se anunció el protocolo. ¿Dónde están las fuerzas federales que el protocolo prometía desplegar en tales situaciones?

La falta de acción y la ausencia de cobertura mediática plantean preguntas inquietantes sobre la coherencia entre las políticas anunciadas y su implementación efectiva.

EL "MARKETING" DEL PROTOCOLO

¿Es este silencio una admisión tácita de la inviabilidad del protocolo, o hay otros factores en juego que impiden su aplicación?

La situación en Wilde no solo afecta a los residentes locales sino que también repercute en miles de usuarios del AMBA que dependen del Tren Roca para sus desplazamientos diarios.

Este episodio es un recordatorio de que las políticas no pueden ser solo declaraciones de intenciones; requieren una infraestructura de apoyo y una voluntad política para su aplicación.

El protocolo antipiquete, con su promesa de mantener el orden público y asegurar la libre circulación, parece haberse quedado en el papel, mientras que en la práctica, los ciudadanos siguen recurriendo a los métodos de protesta que el protocolo buscaba erradicar.

El caso de Wilde es un ejemplo de cómo las promesas políticas pueden ser efímeras y cómo la realidad puede desafiar rápidamente la retórica gubernamental.

La falta de luz en Wilde y la respuesta de sus habitantes son un llamado de atención sobre la necesidad de políticas que no solo se anuncien con bombos y platillos, sino que se implementen con efectividad y sensibilidad hacia las necesidades de la población.

El protocolo antipiquete decía representar un compromiso con "la ley y el orden", pero su ausencia en momentos críticos como el corte en Wilde pone en duda su eficacia y relevancia.

El silencio del gobierno y los medios sobre este tema no solo es preocupante, sino que también es hipócrita, considerando la urgencia y la pomposidad con la que se trató el tema en su lanzamiento.

TE PUEDE INTERESAR