TIENE 8 MIL HABITANTES

Salliqueló, el pueblo que esquivó el drama de la sequía y se revolucionó con el gasoducto

El intendente de Salliqueló contó cómo impactó la megaobra en el precio de los alquileres, los servicios y la tranquilidad de la comunidad.

Este domingo 9 de julio, el Día de la Independencia, se llevará adelante la inauguración del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, con la apertura de la válvula que lo conecta con el sistema troncal de gasoductos de nuestro país en la Estación de Medición de Salliqueló, un pueblo de 8 mil habitantes ubicado a 550 kilómetros de La Plata que vivió una verdadera revolución.

Más allá de los altísimos beneficios a nivel macro, como incrementar la producción de Vaca Muerta para transportar el gas a los centros de consumo y ahorrar más de 4.200 millones de dólares al año por sustitución de importación de combustibles, el gasoducto generó en Salliqueló una "salvación" para cientos de personas que de no ser por esta megaobra hubiesen sentido con sumo impacto la peor sequía del siglo.

TE PUEDE INTERESAR

Es que el municipio, uno de los más pequeños de la Provincia de Buenos Aires, vive fundamentalmente de la producción agropecuaria, actividad que se vio totalmente golpeada por la ausencia de lluvias.

"Desde que se firmó el contrato, allá en agosto del año pasado, por parte del presidente y los cuatro gobernadores con las empresas, Salliqueló empezó a revolucionarse, pero fue una linda revolución", destacó a Infocielo el intendente de esa localidad, el vecinalista Miguel Nosetti.

Snapinsta.app_67075765_682474625557910_3811560780839880502_n_1080.jpg
Miguel Nosetti, intendente de Salliqueló

Miguel Nosetti, intendente de Salliqueló

El hombre, que llegó a la intendencia en 2019 haciendo campaña casa por casa y a bordo de un Citroen CV3 amarillo, destacó el nivel de trabajo que generó allí esta obra. "Ante esta seca y con la baja de recursos de quienes ingresan por la producción, realmente esto ha generado que mucha gente ha podido no solamente trabajar en la empresa, sino prestarles servicios directos e indirectos a las personas que están trabajando", marcó.

Uno de los mayores problemas que debió resolver el pueblo de Salliqueló fue la cuestión del hospedaje para las cientos de personas que llegaron de diferentes puntos del país entre operarios, profesionales y funcionarios. Al principio fue "un dolor de cabeza", porque en algún lugar tenían que descansar, pero en una localidad de 8 mil habitantes, no son hoteles los que sobran.

Esta situación hizo subir el precio de los alquileres, por lo que muchas personas debieron regresar a las casas de sus padres y las hosterías que se usaban para recibir familiares de visita los fines de semana quedaron dispuestas para los "forasteros". Más allá de eso, se resolvió y tuvo un impacto también en los gastronómicos, que vivieron una etapa de esplendor.

"Es difícil que ingresen cientos de personas de golpe para una comunidad como la nuestra, muchos empiezan a preguntar quiénes son, a qué vienen, pero lo bueno es que el orden del pueblo no se alteró para mal, sino todo lo contrario", enfatizó el jefe comunal.

gasoducto.jpg
Comienza el llenado del Gasoducto Néstor Kirchner hasta Salliqueló

Comienza el llenado del Gasoducto Néstor Kirchner hasta Salliqueló

Finalmente, el intendente puso el foco en el gasoducto y lo que representará en materia energética y de calidad de vida para millones de personas: "Esto no solamente va a generar poder solucionar la matriz energética a nivel país, sino poder encontrar el día de mañana que el gas excedente se pueda exportar", planteó.

"Es benficioso por las dos partes, tanto para poder solucionar el problema interno del consumo de gas, poder distribuir el gas natural, porque todavía hay muchas del interior que no tienen ese servicio; y también que este capital que tenemos enterrado ahí en Vaca Muerta pueda ser utilizado y pueda ser distribuido al mundo", concluyó.

TE PUEDE INTERESAR