EN EL AEROPOUERTO DE EL PALOMAR

Otra vez: militares norteamericanos arribaron a la provincia sin autorización del Congreso

Militares de Estados Unidos entrenarán y capacitarán a miembros de la Policía Federal en el marco del operativo de Seguridad del G-20. La poca información del Ministerio de Seguridad, explicó los ejercicios durarán hasta el 3 de agosto en un punto de la provincia. Antes, se había advertido la presencia de militares norteamericanos en la Plaza de Mayo.

Silenciosamente y sin aprobación del Congreso de la Nación, militares de Estados Unidos arribaron el pasado jueves 12 al aeropuerto de El Palomar, con el objetivo de entrenar y capacitar a efectivos del Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF) de la Policía Federal.

Anteriormente, se pudo fotografiar la presencia de uniformados de ese país, rondando por los alrededores de la Plaza de Mayo. Hecho que generó un pedido de informe por parte de diputados nacionales, hasta ahora no fue contestado por el Ministerio de Defensa que lleva a cabo Oscar Aguad.

TE PUEDE INTERESAR

El ejercicio militar se encuentra enmarcado en los operativos de seguridad que el gobierno busca garantizar para la Cumbre de Líderes del G20, que a fines de noviembre reunirá en la Capital Federal a presidentes de la talla de Donald Trump, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, el de China, Xi Jinping y la primera mandataria de Alemania, Ángela Merkel.

Una de las fotos tomadas de la presencia de militares yanquis en Plaza de Mayo. 

La polémica se centra en que el Congreso no autorizó el entrenamiento que capacitará la fuerza militar extranjera, tal como lo exige la Constitucional nacional.

Por otra parte, en al menos dos puntos del país –como en el litoral y la provincia de Neuquén- ya se instalaron dos bases militares norteamericanas, bajo el pretexto de “Centros de ayuda humanitaria”.

Para este ejercicio, -según la información que brindó el Ministerio de Seguridad- los efectivos nacionales serán capacitados en un Curso de Entrenamiento Policial (JCET) hasta el próximo 3 de agosto, en campo de formación que estaría localizado en la provincia de Buenos Aires, aunque sin dar detalles precisos de su ubicación.

Pese a la evidente ilegalidad del arribo de miembros de las Fuerzas Armadas del país del norte, el ministerio que conduce Patricia Bullrich se expidió en un breve comunicando, explicando que “atento a la responsabilidad con la que el gobierno argentino afronta la organización de la seguridad del G20, la presente capacitación ayudará a perfeccionar técnicas y tácticas para el cumplimiento de las misiones de sus fuerzas de seguridad, fortaleciendo asimismo las relaciones y los lazos de amistad entre ambos países”.

En 2011, Timerman ordenó incautar material ilegal que provenía de los EEUU. 

El avión Hércules que transportó a los ocho militares norteamericanos fue el mismo que había arribado al país equipos de comunicación ilegal y armamentos, en 2011.

Allí el por entonces Canciller Héctor Timerman, decidió presentarse personalmente en el aeropuerto de Ezeiza, ordenando incautar los elementos que nunca habían sido declarados o informados.

Ese suceso generó un conflicto diplomático entre ambos países, el cual ahora parece subsanarse a costa del adoctrinamiento de las fuerzas de seguridad del país y la instalación de bases militares en suelo nacional.

TE PUEDE INTERESAR