PREOCUPACIÓN

Otra jugada de Javier Milei pone en jaque a los comedores bonaerenses

El Gobierno de Javier Milei transfirió a Educación el Servicio Alimentario Escolar. Demorará la asistencia a las Provincias. Jaque a los comedores.

Después de recortar fondos esenciales y frente al alza del crecimiento acelerado de la pobreza, el gobierno de Javier Milei acaba de asestarle un golpe durísimo a los comedores escolares al transferir el SAE a la órbita de Educación.

Se trata del Servicio Alimentario Escolar, que, mediante resolución ministerial, pasó de Desarrollo Social a Educación, lo cual provocará, según entienden en Provincia, demoras de 2 a 3 meses en la llegada de fondos.

TE PUEDE INTERESAR

En provincia de Buenos Aires, el SAE asiste a 2.4 millones de chicos y demanda una inversión mensual de $52 mil millones del Estado provincial. Para entender la dimensión, la Nación tiene previsto invertir en todo el año y para todas las provincias $47 mil millones.

Esperar 3 meses para comer

El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, manifestó su preocupación por la medida que “implica empezar una nueva articulación, mientras que las transferencias llegarían recién dentro de 2 o 3 meses, a más de la mitad de iniciado el ciclo lectivo”.

Andres Larroque campaña electoral.jpg
Andrés Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense

Andrés Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense

Larroque cuestionó la decisión “unilateral e intempestiva”, que representa una nueva dificultad para el normal funcionamiento de un programa indispensable para la comunidad educativa.

“Hoy nos enteramos que tomaron la resolución de cambiar el programa nacional del Servicio Alimentario Escolar y pasarlo de la Secretaría de Desarrollo Social a la Secretaría de Educación, con lo cual ya se perdieron cuatro meses y esto burocráticamente hace que tardemos dos meses más en que esa asistencia, aunque pobre y escasa, llegue a las provincias”, cuestionó Larroque.

En ese sentido, el ministro afirmó que este nuevo atropello del gobierno de Javier Milei complejiza aún más el contexto socio-económico, y destacó “el enorme esfuerzo que está llevando adelante el gobernador Axel Kicillof, absorbiendo competencias y obligaciones que son propias del gobierno nacional, aumentando la inversión social para poder contener y asistir a las familias bonaerenses ante el ajuste”.

Comedores en pausa hasta mitad de año

La preocupación del ministro bonaerense ante esta compleja situación es compartida por sus pares de las distintas provincias, junto a quienes desde hace cuatro meses viene trabajando y reuniéndose para intentar establecer un diálogo formal con el gobierno nacional a través del Ministerio de Capital Humano que conduce Sandra Pettovello.

En declaraciones radiales, el titular de la cartera social manifestó su malestar por esta medida, que implicará iniciar una nueva articulación y por consiguiente firmar nuevos convenios, que retrasarían el envío de transferencias y el proceso administrativo al menos entre 2 o 3 meses. Es decir, la situación recién podría normalizarse a mediados de año, cuando esté transitada más de la mitad del ciclo lectivo.

La decisión del gobierno nacional, tomada a un mes de iniciada de clases, y procesada de forma unilateral e inconsulta, se ejecutó mediante la Resolución 66/2024 y determinó que el SAE se transfiera desde la órbita de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia hacia la Secretaría de Educación.

TE PUEDE INTERESAR