ARDE EL PRO

"No somos fulleros": El bullrichismo apeló a la teatralidad ante la"traición" de Mauricio Macri

Mauricio Macri no aceptó el doble comando y corrió a Patricia Bullrich de todos los lugares del PRO. De la “traición” del expresidente a la convivencia forzada.

Como el resultado estaba puesto de antemano, Patricia Bullrich apeló a la teatralidad. La ministra de Seguridad de la Nación envió a sus delegados a la Asamblea del PRO en el Hotel Abasto a exponer la traición de Mauricio Macri. En abierta minoría pero con el poder de dar inicio a la deliberación, Nidia Moirano salió a invocar un acuerdo que el macrismo no estaba dispuesto a reconocer.

Así las cosas, la excandidata a intendente de Bahía Blanca hizo una moción para que se formalice un presunto pacto alcanzado en marzo. El entendimiento consistía en que Mauricio Macri quedaba a cargo del PRO nacional- algo que ya ocurrió en mayo- y, como contrapartida, la funcionaria de Javier Milei se pondría al frente de la convención, el órgano encargado de definir las alianzas del Partido en periodos electorales.

TE PUEDE INTERESAR

La propuesta de Moirano solo fue puesta en escena y de cara a la opinión pública. Entre mayo y junio la relación entre Mauricio Macri y Patricia Bullrich estaba completamente rota y el escenario central de esas disputas fue el manejo del PRO bonaerense.

Con la renuncia masiva de 24 de los 36 representantes- el ingeniero castigó con dureza la rebelión de la ministra de Seguridad al protagonizar un acto con dirigentes bonaerenses amarillos y libertarios (presentó Apertura Republicana) y despejó a Daniela Reich- esposa del intendente Diego Valenzuela- de la conducción partidaria.

La ministra de Seguridad replicó con una ruptura de bloque en la Legislatura y Mauricio Macri redobló la apuesta: Dominio de la asamblea provincial y proclamación de Cristian Ritondo como único candidato a conducir los destinos amarillos en suelo bonaerense. Ante ese escenario, Patricia Bullrich jugó su única carta: exponer la deslealtad de Macri.

"No somos fulleros": la respuesta del bullrichismo ante la jugada de Macri

Como era de esperarse, la propuesta de Nidia Moirano no fue aceptada y hubo gritos y abucheos. El macrismo propuso al legislador nacional Martín Yeza para conducir el órgano partidario y los congresales de Patricia Bullrich se retiraron del recinto donde se llevaba a cabo la deliberación.

Mientras la asamblea proclamaba por amplia mayoría al exintendente de Pinamar - solo los representantes de Horacio Rodríguez Larreta votaron en abstención- y decidían que el PRO no se fusionaría con ningún otra fuerza política- sí podrán hacer alianzas- se organizaba a pocas cuadras del lugar una "contracumbre" entre los asambleistas rebeldes y la propia Patricia Bullrich.

Mauricio Macri, al igual que hizo durante las elecciones en Boca, optó por viajar al exterior y mirar el desenlace de afuera.

En el no tan improvisado acto, Moirano pronunció un discurso hablándole cara a cara a la ministra de Javier Milei. “El PRO de Mauricio Macri se presentó con otra lista no queriendo cumplir con lo pactado, entonces no tuvimos otra manera de fijar nuestra posición más que levantarnos. Los acuerdos entre personas de bien se cumplen, y nosotros somos personas de bien, no somos fulleros y por eso nos levantamos”, dijo

video pro.mp4

Y enseguida aclaró que el sector no abandonó el PRO: “Aclaramos que no nos fuimos del PRO, nos fuimos de la asamblea y vamos a seguir trabajando por un PRO como el que la gente nos está pidiendo, con la persona que mejor imagen tiene" sostuvo, con el aplauso de la propia Patricia Bullrich.

Hacia una convivencia forzada dentro del PRO

Lo ocurrido el último jueves en la asamblea del PRO mostró que Mauricio Macri no dispuesto a habilitar un doble comando con Patricia Bullrich dentro del PRO.

Como ya anticipó Infocielo, el divorcio entre Mauricio Macri y Patricia Bullrich no es más ni menos que una pelea de egos que se traduce en una disputa simbólica por reinterpretar el nuevo rol amarillo.

Mientras la ministra de seguridad de la Nación empuja una fusión entre el PRO y LLA como modelo superador a Juntos por el Cambio, el expresidente se empecina en defender su legado como impulsor de las “ideas de la libertad” que enfrentó por primera vez al modelo kirchnerista. Solo desde la exigencia de ese reconocimiento, propone repensar el vínculo amarillo con los libertarios

En ese marco, se explican algunas de las críticas y exigencias del macrismo tras la sanción de la Ley Bases como el pedido de cumplimiento del fallo de la Corte Suprema por la devolución de fondos copartipables a la Ciudad de Buenos Aires.

Como contrapartida, Patricia Bullrich no quiere sacar los pies del plato y ya hablan de líneas internas dentro del PRO como tienen la UCR y Unión por la Patria. ¿Podrán convivir sin tener acceso a los lugares de poder?

TE PUEDE INTERESAR