COBERTURA DEL GRUPO CIELO

Lo que dejó la reunión de Alberto Fernández con Xi Jinping

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, mantuvo un encuentro con su par chino, Xi Jinping, en la cumbre de líderes del G20.

A pesar de su imprevisto médico, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, quería estar como fuera en la reunión más importante de toda la gira: la reunión bilateral con el presidente chino Xi Jinping. Y así fue a pesar de que unas horas antes había sufrido una descompensación por la que debió ser trasladado a un centro médico y que lo terminó obligando a modificar la agenda en la Cumbre del G20. Esa urgencia por estar con el mandatario chino tenía que ver, principalmente, con dos grandes temas: el Swap y la deuda que el país asiático mantiene con la construcción de dos represas en Santa Cruz.

Sobre el primero los funcionarios argentinos salieron conformes: China autorizaba a la Argentina a disponer libremente de 5.000 millones de dólares. En esta época de arcas muy flacas del Banco Central era sin dudas una muy buena noticia. Esto implica que ese monto podrá utilizarse como reservas, sea para frenar una corrida cambiaria o habilitar importaciones. Vale señalar que no es que el Swap se incrementa, sino que de los 18.500 millones de dólares habrá 5 mi millones que ahora se podrán usar libremente.

TE PUEDE INTERESAR

En relación al segundo eje, el mandatario argentino le planteó a Xi Jinping la existencia de una deuda de mil millones de dólares en la obra de construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic. Y en ese punto las noticias también fueron favorables: Xi Jinping admitió la deuda y dio la orden de que se cubra.

Otro tema que se planteó, pero sin una resolución aún, es el déficit comercial con China, que junto a Brasil son los principales socios comerciales de Argentina. En este sentido, la idea Sergio Massa es en cinco años llevarlo de los actuales 8 mil millones de dólares a un equilibrio pleno.

TE PUEDE INTERESAR