LEY DE ENDEUDAMIENTO

La oposición ganó la pulseada por el destino de los fondos

La semana pasada el tratamiento de la Ley de Endeudamiento había fracasado. "Queremos saber adónde va la plata", reclamaba la oposición. Finalmente, el oficialismo cedió y el proyecto fue aprobado

La aprobación de la Ley de Endeudamiento no fue gratis para el Gobierno Provincial. Para destrabar las negociaciones y concretar el acuerdo, la administración de Axel Kicillof debió negociar con la oposición los reclamos que le tumbaron la sesión la semana pasada.

El principal cambio en el Artículo 1° de la nueva Ley es para los municipios. Allí se estipula que "contarán con un período de gracia hasta el 31 de diciembre de 2020 y que podrán extenderse hasta dieciocho (18) meses" en la devolución de los préstamos que el Gobierno de la provincia les brindó como asistencia para afrontar la emergencia sanitaria por la pandemia. Además, se agregó un párrafo en el que señala que los mismos no se deberán aprobar por ordenanza municipal. "Es importante que los fondos fluyan a los municipios. Este párrafo le va a dar más fluidez", celebró el diputado Maximiliano Abad en la sesión.

TE PUEDE INTERESAR

Por parte del bloque de legisladores, el reclamo fue claro y marcó la cancha. "Queremos saber adónde va la plata", había adelantado el senador Walter Lanaro a INFOCIELO. Es que el anterior proyecto no especificaba el uso de la deuda que se pretendía contraer.

El oficialismo se quejó. El jefe de Gabinete, Carlos Bianco acusó a la oposición de "asfixiar a la Provincia", mientras que el ministro de Finanzas y Hacienda, Pablo López, manifestó que "el bloqueo a la ley que autoriza financiamiento sólo puede ser entendido como oportunismo político". López fue clave en la reunión de hoy, donde finalmente cedió y aceptó la reescritura del proyecto, para que sea más específico respecto a los destinos de los fondos.

En ese sentido, se estableció que de los U$D 500 millones, U$D 200 millones serán destinados a obras viales en toda la provincia. Otros U$D 100 millones deberán ser usados para financiar el desarrollo educativo y de salud: Tanto programas, como a la construcción de nuevos establecimientos educativos y centros de salud. Los últimos U$D 200 millones tendrán como objetivo la realización de obras civiles y de viviendas.

El pedido de la oposición también incluyó la reasignación de fondos que estaban destinados a la cuenca del Río Salado y al acueducto del Río Colorado. De esta manera, los U$D 120 millones del proyecto del Salado ahora estarán destinados a la construcción de viviendas, un tema central en la agenda de los municipios. Por otro lado, los U$D 130 millones del proyecto sobre el Río Colorado ahora serán usados para realizar obras que provean de agua potable a Bahía Blanca y las localidades aledañas. Respecto a la deuda en pesos, $20.000 millones serán destinados para "regularizar atrasos de Tesorería". Los restantes $8.000 millones serán destinados a financiar la emisión de Letes.

Una vez incorporadas estas aclaraciones, y cerrados los acuerdos con los municipios, el proyecto consiguió la luz verde. "Nosotros no podíamos acompañar la semana pasada esta ley como estaba", señaló Maximiliano Abad durante la sesión. "No estaban incorporados ninguno de los acuerdos a los que hemos arribado. Los artículos vinculados a los organismos multilaterales de crédito no establecían el destino de los fondos", aclaró y destacó la voluntad de diálogo que sostuvo durante la negociación el bloque opositor. "Jamás renunciamos a la política", cerró.

 

TE PUEDE INTERESAR